Retórica

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Wikilogo botante Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
Retórica
Cita3Disculpe, señor. ¿Sería tan condescendiente de albergar dicha nave volante y traspasar el muro metafórico del capitalismo norteamericano con motivos teológicos?Cita4
Osama Bin Laden con sus métodos persuasivos.
Cita3¡Pueblo! ¡tenemos que pensar en un futuro! Sobre todo, eliminando aquellos...¡Ah, qué mierda! ¡¡Maten a esos judíos!! ¡Matenlos!Cita4
Adolf Hitler dando su discurso retórico pre-holocausto.

La retórica es el arte que permite a un sujeto (orador) engañar o confundir a otro menos brillante (receptor), mediante una ornamentación completamente innecesaria en sus palabras (embelleciendo el lenguaje), para luego manipularle subliminalmente y hacerle decir: "Ah, ¡pero qué palabras tan bonitas! No sé lo que dijo, pero si me sigue hablando así, voto por él/hago lo que me ordenó". Un buen ejemplo de cómo usar la retórica podría ser este:

A necesita algo de B.
B es un poco lento y aprecia mucho la estética.
A lee libros y tiene espíritu de político, entonces va y le pide algo con un lenguaje muy embellecido o demagógico a B.
B no sabe lo que dice, pero le concede el favor.
B se da cuenta de que es sólo una consonante para dar este ejemplo y no un ser humano, cayendo en una profunda depresión. Mientras tanto, 3 tiene envidia, pero no pudo hacer nada porque está en otro universo paralelo.

[editar] Historia

[editar] El principio

Desde el comienzo de la historia universal ha habido muchas maneras de usar bien el lenguaje, incluso antes de su invención. Los perros, por ejemplo, usan ladridos con muy buena rima para convencer a los otros perros y gatos callejeros de que los sigan y los alaben. E.T aprendió rápidamente a hablar inglés de manera fluida para conseguir no una, sino varia llamadas telefónicas a larga distancia de forma gratuita. Los cavernícolas hablaban un lenguaje ininteligible, pero parecían ser cosas lindas y conseguían sexo fácil. Pero, definitivamente, el primer experto que ha existido en la materia ha sido Dios, posteriormente plagiado por su contraparte malvada que vive en el lado oscuro, Satanás.

Abraham2
"No le hagas caso al niño; está así porque casi lo mato. Pero no te preocupes, el ángel me dijo que fue porque Dios estaba probando su retórica".

Dios creó a Adán en un momento de ocio, y al poco tiempo logró convencerle de que se quitara una costilla para crear a Eva, así: "Disculpe, primer ser homogéneo jamás creado. ¿Sería usted tan amable de darme su costilla para crear a Eva en unos minutos?". Adán, por falta de estudios en literatura y lingüística, no entendió el mensaje, pero le pareció una buena manera de dirigírsele, y la figura invisible le resultó muy atrayente. Así que le cedió amablemente su costilla, mientras se retorcía en el suelo por el dolor. Al momento de que Eva fuera recreada, llegaba el turno de Satanás para usar su retórica. Pero claro, como el pobre no lo hacía tan bien, sólo pudo conseguir una manzana podrida, y no una costilla, como su contrincante.

Cita3Costilla vs. Manzana podrida. ¡Punto para mí! ¡Imbécil, te he vuelto a ganar!Cita4
Dios burlándose descaradamente de Satanás.

El Supremo siguió con su legado retórico, intentando convencer a un señor con Alzheimer de que matara a su hijo: "Disculpe, amable señor. ¿Sería usted tan amable de terminar con el sufrimiento perenne que tiene su hijo, por lo que usted ya sabe, acabando también con su existencia terrestre?". Y el señor, llamado Abraham, le contestó: "¿Cosa pacha'? No entendí nada, pero iré a matar al mariposón de mi hijo de una buena vez, porque de repente me han entrado unas ganas...". Cuando el pobre hombre ya estaba a punto de hacer realidad el sueño Freudiano de todo padre, Dios envió a un ángel para decirle que todo era una broma de cámara celestial escondida, y que no lo tenía que matar por el momento; ya habría otro planes más maléficos para la muerte del niño.

Filosofo
Cita3He levantado el dedo sensual y atrevido, cual hombre señalando el cielo, no me queda decir más...Cita4
Filósofo dando a denotar su sex-appeal (nótese su poca ropa).

[editar] Antigua Grecia

Cita3Mantente ávido por saber y tal vez llegarás a ser tan sabio como yo; puedes ir empezando por pagarme las clases de educación; buena opción.Cita4
Isócrates alardeando y haciéndose publicidad como educador.

En aquella época de libertinaje e ignorancia, se creía mucho en Dioses, dragones, personas invisibles, Aristóteles y otras farsas. Pero también había muchas personas sin poderes mágicos, comunes y corrientes, expertos en el arte de convencer a los ingenuos. Así, los filósofos griegos se dejaban crecer la barba y dormían en las calles para inventar su propia moda y conseguir imitadores, además de usar un buen lenguaje retórico que seducía todos los mozos del pueblo y algunas féminas. Estos individuos constantemente se recostaban en las esquinas a jugar con los cerebros de las pobres personas que pasaban por ahí, y que terminaban dándoles su dinero y recomendándoselos a sus amigos.

Cita1- Atenea: Joder, ¿has visto al tipo ese sexy de la barba que duerme en las aceras?
- Helena: Sí, ¡Es muy varonil!
- <inserta tu nombre aquí>: Y habla muy bonito, no sé qué dice, pero debe ser algo bueno. Además me mira mucho la falda cuando me doy la vuelta.
- Artemisa: Sí, ese sí es un hombre de verdad, no como nuestros esposos, que ni siquiera tienen barba.Cita2

Romeo y Julieta
Cita3Coño, Julieta. Si no bajas a darme lo que espero por tanto palabrerío, lo iré a buscar yo mismo.Cita4
Romeo cansado de la retórica sin consecuencia.

[editar] Edad Media y Renacimiento

Bastos
Principal enemigo de la retórica, si le desobedeces usa su técnica "jarabe de palo".
Cita3Eres como ninguna otra, porque sólo tú te has ganado mi alma y un lugar en lo más profundo de mi corazón. Sé que tu amor lo puede todo: las noches estrelladas, las melodías más bellas, las palabras, las fantasías... Todo me parece poco, porque tú me llenas. Eres mi sueño cumplido, el amor perfecto, sin ataduras... Hablando de ataduras, ¿ya podemos tener sexo? Es que se me acaba la inspiración...Cita4
Poeta usando la retórica.

En el Renacimiento, la retórica volvió a florecer después de mil años en los que los únicos recursos retóricos aceptados eran las mazmorras retóricas. Pero al mismo tiempo, se siguieron quemando muchos libros por satánicos: "Don Quijote de la mancha", hablaba de gigantes y movía a las masas en contra de la iglesia (molino) subliminalmente hablando. "La Divina Comedia", bueno... Suena a comedia, y eso suena a burla. ¡Y nadie se burla del vaticano! La típica conversación política no difería mucho de algo como esto:

Cita3Bueno, les vengo a decir que sí...¡Qué coño! No me importa lo que ustedes quieran, lo voy a hacer de todas formas, y ustedes se callan o si no... ¡los meto a todos en el maldito calabozo! ¡Palabra de Dios!Cita4
Rey Católico manteniendo una conversación argumentativa con sus súbditos.

Mientras tanto, los poetas usaban sus bellas palabras para algo más que la política. Eran conocidos por pasarse horas planeando poemas que sonaran muy reales y bonitos, lo suficiente como para sentarse en frente del balcón de la chica buenorra del barrio y soltarle todo su palabrerío, hasta lograr su objetivo y pasar a la siguiente víctima. El lenguaje hermoso e hipercorrecto se volvió tan común que dificultaba mucho saber si un amigo te andaba cortejando o sólo quería un poco de dinero prestado.

[editar] Actualidad

Amlo-zocalo-1dic06-discurso
"¡Arrr, hijos de la grandísima puta! Cuando recuerde por qué coño estoy tan enojado, (el del pantalón color café) te las verás conmigo".
Cita3Esto no nos perjudica ni nos beneficia (ni intermediamente perjudicante o beneficioso), sino todo lo contrario...¡Je, je, je! ¿A que los dejé pensando un rato?Cita4
Luis Echeverría demostrando cómo esquivar una discusión sobre la pobreza, dejándolos reflexionar.
Nazi-priests
- «Psst, eh, ¿tú sabes porqué estamos levantando la mano como idiotas
- «No, no lo sé. Pero el Comandante dijo que lo hiciéramos y debe ser por algo...Además, a que no nos vemos bien así
».

Hoy en día, el poder es importantísimo, pero recuerden: un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Aunque... ¿le vamos a hacer caso a una historieta acerca de un hombre, cuyo hobbie es trepar paredes? En realidad, el poder se usa para controlar y para hacer bonitos discursos políticos en los cuales se pueden dar muchas actividades recreativas como: contar chistes machistas, hablar de sus últimas andanzas o desahogar tus ganas de hablar con alguien, ya que en la infancia fue discriminado por hablar con mucha retórica. Cuanto más grite y más entusiasmado se le vea, más excitara al pueblo. Vamos bien.

Pero no se deje engañar, esto no sólo se aplica al marco político. Afortunadamente, en estos días pedir saciar sus necesidades es algo fácil y sencillo. No es necesario escribir un discurso, ni un poema que al releerlo sólo le produzca vergüenza por haberlo creado, no. Aunque la publicidad sí no se queda atrás, es allí donde estos métodos se ven muy factibles y aplicables. Nadie comprará un producto[1], sin haberse expuesto previamente a una propaganda hipnotizante:

Cita1Compre cigarros, porque un filósofo dijo una vez: "si fumo muero, y si no muero, fumo" ¡Cómprelos ahora mismo!Cita2

Ante semejante argumentación, usted seguramente responderá algo como: "¡Dios!, ¡lo ha dicho un filósofo!... Ahora fumaré más que nunca.". Por cierto, no se olvide de mostrarnos su agradecimiento por tan sabias enseñanzas en Inciclopedia:Donaciones, por haberle advertido acerca de las malas personas que se hacen publicidad con fines de lucro.

[editar] Estructura de la retórica

Cita3No me acuerdo, pero no es cierto. No es cierto, y si fuera cierto, no me acuerdo.Cita4
Augusto Pinochet respondiendo a una supuesta paternidad en pleno discurso retórico; mal uso de la "Memoriao".
Discurso
"Estoy muy agradecido por este premio, y me cuesta describir...(Eh, ¿pero qué carajo dice aquí? Ah, sí) mis emociones, de verdad estoy muy, muy feliz...Ehm, gracias."
  • Inventio: Consiste en hallar cuál será el tema de la frase o discurso que se dará, y lo más importante, qué se conseguirá a cambio. Luego de que lo encuentre en su memoria, porque claro, sufre de ella y no lo quiere aceptar, puede dar marcha.
  • Dispositio: Recuerde siempre ordenar todo lo que vaya a decir: no empiece diciendo lo que quiere o la gente lo pillará y se dará cuenta de que quiere sólo un favor, y usted se está haciendo el listo tratando de engañarlos. Ubique su pedido en la mitad del discurso para que se oiga subliminalente, o puede decirlo luego que lo aplaudan para que se cuente como un detalle mínimo y que será fácil de otorgar. Como por ejemplo: ¡Cómo me gustan tus hermosos ojos! ¿luego tenemos sexo, sí?. Prometa cosas que jamás cumplirá cómo que se preocupará por los pobres o que de verdad le interesan los sentimientos de la mujer con la que usted intenta copular.
  • Elocutio: Pronuncie bien las palabras, no hable entre dientes, sáquese el caramelo de la boca y no use términos localistas, especialmente si son de otro país. Haga todo lo posible por parecer serio, incluso si está vestido de payaso. Muéstrese enojado y, si hace falta, deshágase temporalmente de su equilibrio mental parar descargar toda su ira desmedida. Si el discurso es alegra, entonces muéstrese muy alegre, ríase y búrlese de los que se opongan a usted, si es usted un político importante puede mandarle la seguridad a que lo golpeen y sea mucho más gracioso el momento.
  • Memoriao: Memorice todo bien, que no se le olvide nada. Y si sabe que se olvidará, use un papel aprovechando que no es trampa. Y recuerde, el 12 de Agosto no es el día de la Independencia y su hija no cumple cada martes. Si tiene muy mala memoria (es decir, está "desmemoriao") [2]y si tiene muchos recuerdos borrosos, use un ayudante para que le hable al oído de forma sutil o use un tele-prompter que nadie pueda ver. Recuerde que si se le olvida algo la gente podría pensar que usted tenía todo planeado ésto antes y que la actividad sexual o el querer ser Presidente no fueron cosas que surgieron por casualidad y necesidad.
  • Actio: Ahora, lo único que le queda es dominar los efectos físicos, pero no se preocupe no hay que saber fórmulas ni nada por el estilo. Por ejemplo, si usted, de pura casualidad, es Adolf Hitler, puede ponerse un bigote postizo para disimular su parálisis facial. También puede intentar señalar a un judío para que se entienda mejor la finalidad de su mensaje. Si sufre de algunos tics o Síndrome de Tourette, trate de que parezcan los más asertivos y firmes posibles, de manera que parezcan masculinos. Todo esto, junto con algunas groserías intercaladas, representarán la ira que siente contra la injusticia. También puede reírse mucho si el discurso es ameno y alegre, para motivarse puede acordarse de todas las personas que matará si llega al poder o de su suegra en su lecho de muerte.

[editar] Finalidades de la retórica

Pelea políticos
"¡Pero qué energía tiene este político! ¡Será un presidente formidable!"

[editar] Deleitación

Con frecuencia se ven personas a las que que les gusta sorprender a su allegados (su mamá, La Alemania Nazi, u otras personas) con las cosas que saben hacer muy bien. Por eso, cuando usted busca deleitar, usted busca que lo elogien de tal manera: "Oh, ¡qué bien habla ese jovencito! ¡Debe ser un tigre en la cama!". La alabanza puede quedarse ahí, o puede conseguir algo a cambio, como: sexo, el mando de un país, un cacahuete o la burla despiadada de sus envidiosos compañeros tachándole de afeminado.

Escote
Recuerde que el tema debe ser muy persuativo.

[editar] Persuasión

Con su discurso usted busca persuadir una persona para cualquier cosa: Por ejemplo, para que no le importe el hecho de que los escotes sean cada vez más provocativos; para hacerle reflexionar sobre el hecho; para que le importe poco, algo, o mucho. O para que le importe tanto no pueda dormir y tenga usar pastillas. O incluso para que se vuelva científico, médico o psicoanalista y dedique el resto de su vida a tratar de erradicarlo inventando máquinas de invierno o algún otro método. Y finalmente, puede usted lograr que se suicide por el hecho de no poder resolver dicha situación; o en su defecto, que se mantenga vivo amarrado a una silla, con una camisa de fuerza y maquinas diversas que le proporcionen oxígeno de forma obligada. O que simplemente le ofrezca su apoyo total e incondicional.

[editar] Conmoción

Usted quiere que haya una reacción inmediata a su discurso: quiere que las personas se conmuevan bien sea para aplaudirle o lanzarle rocas. O bien, si usted es Steven Spielberg y su película ha conmovido lo suficiente, le retribuirá mucho dinero y quizá le den un premio por eso. Está de suerte. Lo importante acá no es tener un discurso justo y verás, sino más bien uno que exalte a su público para que éstos griten y aplaudan sin ninguna coherencia, haciendo himnos en su honor, obras de arte y alguna que otra muestra de afecto que usted fingirá importarle. De esta forma se creará un fanatismo hacia su persona (<inserta tu nombre aquí>ismo).

[editar] Preguntas retóricas

Cita3Sujeto 1: Hola, ¿Cómo estás? ¿Qué tal todo?
- Sujeto 2: Bien, gracias, ¿y tú?
- Sujeto 1: No, idiota esas fueron preguntas retóricas, ¡no me debes responder!

Sujeto 10: ¡Ja, ja, ja!Cita4
Típica conversación con preguntas retóricas muy visibles.

Aunque le parezca extraño, las preguntas retóricas son las preguntas que se hace usted mismo. Bien sea porque tiene problemas de doble personalidad, inventándose amigos imaginarios que le responden su preguntas mentalmente, o porque no tiene nada mejor que hacer. Por esa razón, las personas imaginarias nunca le responden (las personas reales tampoco lo hacen, pero eso es porque les cae usted muy mal). Se trata de preguntas que nunca le serán respondidas, como: ¿por qué el cielo es azul? ¿Es usted realmente un extraterrestre? ¿Le molesta que me lleve a su novia este fin de semana a mi Isla Nudista Privada del Caribe?, etc.

Estas preguntas son hechas sólo porque se ven bien. ¿Acaso alguna vez esperaste que tu abuela te respondiera qué tal está? A ti qué te importa tu abuela, sólo preguntas por educación, hipocresía y para que no te desherede de su fortuna millonaria de buenas a primeras.

Cita3¿Qué hora es? Eh, ¡¿Por qué no me respondes?! ¿Acaso no entendiste? ¡No fue una pregunta retórica! ¡Respóndeme!Cita4
Esquizofrénico hablando con su mascota y su espejismo (quién anda algo resentido).

[editar] Véase también

[editar] Referencias

  1. No tiene dinero el pobre Nadie, y sólo compra uno.
  2. Nótese el uso del "ao"


Cervantes

Artículo destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada por decisión popular.

Los rumores sugieren que sus autores fueron instruidos
por el mismísimo Miguel de Cervantes.

Herramientas personales
Otros idiomas