Richard Strauss

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Richardstrauss.jpg

Qué ocurrencias tengo... pues la próxima ópera... ¡sobre un elefante con patines!

Cita3.png¡Que no, señora, que yo no soy el cursi ese de los valsecitos!Cita4.png
Richard Strauss harto de que le confundieran con los otros Strauss
Cita3.pngNo compuse mi Así habló Zaratustra inspirado por la filosofía de Friedrich Nietzsche, sino por la música de Friedrich NietzscheCita4.png
Richard Strauss , dejando las cosas claras
Cita3.pngQuizás no sea un compositor de primera categoría, pero sí un compositor de segunda categoría de primer nivelCita4.png
Richard Strauss , humilde, comparando su música con la trayectoria del Sporting de Gijón
Cita3.pngFue escuchar el comienzo de Así habló Zaratustra de Strauss y me sobrevino la imagen de un mono sanguinario lanzando cosas al aire. O tal vez fue una visita al zoo... no lo se. En cualquier caso, fue entonces cuando nació mi película 2001: una Odisea EspacialCita4.png
Stanley Kubrick , sobre la música de Richard Strauss

Richard Georg Strauss (Múnich, 11 de junio de 1864 — 8 de septiembre de 1949) fue un compositor de Música Clásica y director de orquesta alemán. Sumo sacerdote de la cienciología secta que adoraba al semidios de la mitología germánica Richard Wagner. Primero fue vanguardista, luego se apalancó y finalmente iba totalmente a su bola. Y no, no tenía nada que ver con los Strauss vieneses, los de los valses.

[editar] Primeros años

Richard Strauss se vio desde niño muy influido por el hecho de que su padre, Franz, fuese un consumado trompa. No nos referimos solamente a su afición por la cerveza bávara, sino al hecho de que tocase el homónimo instrumento, y de que formando parte, entre otras, de la orquesta del Festival de Bayreuth, gustase de realizar plantes sindicaleros al mismísimo Richard Wagner, cuya música execraba y tocaba con gran profesionalidad y tapones en los oídos. En un principio, Strauss hijo gustaba de pasar largas veladas con su padre descojonándose de la música de Wagner, pero pronto cambiaría de opinión y, como no hay peor creyente que el converso, se volvería acérrimamente wagneriano -para disgusto de su desesperado padre- y empezaría a imitar compulsivamente al genio de Leipzig, a la par que empapeló su cuarto con posters de walkirias en pelotas.

[editar] Primeros éxitos: el enfant terrible muniqués

Richardstraussjoven.jpg

Su célebre faceta de director: aquí está amenazando con aplicar violencia física a un músico que siempre cogía mal la entrada

En éstas compone sus primeros Poemas Sifónicos, entre los que destacan Así habló Zaratustra (basado en sus estudios de inscripciones cuneiformes mesopotámicas), Las travesuras de Till Eulenspiegel y Don Juan (ambos de contenido pornográfico). El público los recibe con gran estupefacción pero el caso es que cae en gracia, el jodío. Así que se animaría a adentrarse en el mundo de la ópera, siguiendo el ejemplo de su admirado Wagner.

Para sus primeras óperas, compondría él mismo música y texto. Entre ellas destaca "Feuersnot" (Necesidad de Fuego), que versa sobre los problemas del autor con el tabaquismo. Si bien con la música era un fenómeno, como dramaturgo se le criticó la imtación barata de Wagner, así como lo grotesco de sus versos, del tipo de:

Cita3.pngAyer vi un sapo / Fui a cogerlo y se me escapo.Cita4.png
Richard Strauss ,fragmento del libretto de Feuersnot.

Aunque durante décadas el juicio de la crítica sobre la capacidad poética de Strauss fue más que negativo, la gran poetisa Gloria Fuertes reivindicaría la originalidad de su tratamiento poético. Sea como fuere, desde este momento Strauss declina volver a escribir sus propios librettos y de en adelante, para ello, colaborará con profesionales.

Un éxito rotundo tendrían sus siguientes óperas, ya con libretto ajeno. Destacan por la introducción, por primera vez, del porno en un teatro de ópera:

Salomé, tras el estreno de la cual Gustav Mahler -quien acudió por compromiso- manifestó estar acojonado acongojado y Elektra, cuya música durante años serviría de sintonía para el grupo empresarial Endesa. El grado de vanguardismo de las mismas, de rebuscado cromatismo y orquestación sería tal que la crítica las consideró cacofónicas, estrambóticas y patidifusantes. En cualquier caso fueron un gran éxito de público, ya que los pajilleros acudieron en masa a las representaciones, para engrandecimiento de la fama del autor y, sobre todo y para su satisfacción, un importante volumen de emolumentos.

Es en esta época cuando se erige sumo sacerdote wagneriano como director de orquesta en el templo de Bayreuth. Allí el hijo de Wagner que era gay le tira los trastos se hace amigo suyo, aunque luego terminaron a mal, pues las óperas porno de Strauss no acababan de cuadrar al otro, que era un mojigato.

[editar] Polémicas

A raíz de la composición de Salomé sostuvo una agria polémica con el célebre compositor italiano Giambattista Diverdi. Diverdi compuso una overtura para la ópera -según él a petición de Strauss, pero Strauss siempre afirmó que fue cosa de Diverdi, que quería subirse al carro-. Strauss consideró la composición un disparate y un sinsentido, pero Diverdi afirmaría más tarde haber realizado una deliberada mofa y parodia del estilo straussiano. Finalmente esto supuso la ruptura entre ambos y la posterior publicación de la overtura por parte de Diverdi, de manera completamente independiente de la ópera de Strauss, bajo el título de Salope Ouverture dedicada por Diverdi a pesar de toda la polémica "A la señora madre de Richard Strauss". La ópera, por su parte, se interpreta sin overtura ninguna.

El joven Arnold Schönberg mostró gran admiración por Elektra, y durante un tiempo formó parte del entorno cercano de Strauss, quien le buscó varios enchufes. Un día Strauss dijo: "Sería mejor que se dedicase a retirar nieve con una pala en vez de garabatear sobre un papel pautado" y Schönberg, terriblemente enfadado, se enemistó profundamente con Strauss, quien sobre el incidente declararía "Es que hacía frío y la puerta estaba atascada por la nieve. Solo le pedí que dejase por un momento lo que estaba haciendo y la retirara. No se por qué lo tomó tan mal".

[editar] Camino hacia el Reich

Tras estos primeros éxitos, siguió con su producción operística con El caballero de la Rosa -que en 1982 serviría de sintonía para la campaña electoral de Felipe González-, opera de un estilo más clásico y cursi que las anteriores, donde la parodia mozartiana bordea el plagio. El caso es que Strauss se ablandengaría y acomodaría en gran manera. Viendo que Strauss se había aburguesado y añoñado Adolf Hitler y Joseph Goebbels tenían esperanzas de que les hiciera la sintonía del partido así de gratis y para pelotearle. Estando ya en el poder, le nombrarían presidente de la Cámara de Música del III Reich. Al principio a Strauss esto le agradaba en gran manera, pues asistió a un montón de recepciones oficiales donde ponían generoso tapeo con abundantes bratwurst y choucrut todo ello regado con cerveza germana... pero los malos rollos empezaron cuando los nazis comenzaron a prohibir sus anteriores obras porno y su librettista, judío, salió por piernas. Todos estos sucesos le llevarían a dimitir del citado cargo, eso sí, llevándose el choucrut en un tupper a casa. Los nazis respondieron invitando a la nuera y nietos del compositor, judíos a la sazón, a esnifar gas, práctica que pusieron muy de moda a lo largo de todos sus campamentos de verano (y de las demás estaciones) durante los años de la Segunda Guerra Mundial: Strauss consiguió evitar esto escondiéndolos en un contrabajo.

De esta época proceden óperas como La mujer sin sombra (cuyo tema es la falta de sol en el invierno bávaro), La mujer silenciosa (inspirada en su nuera, escondida en el contrabajo) y Capriccio (versa sobre el difícil carácter de un hombre maduro en el climaterio).

[editar] Últimos años

Tras la Segunda Guerra Mundial volvió a ponerse las pilas y dejó de componer cursiladas. Destacan el poema sifónico para cuerdas Metamorphosen, del cual la crítica ha señalado que anticipa de manera asombrosa a los Pokemon y el ciclo de las Cuatro Últimas Canciones cuyo título confirma que de hecho, fue componerlas y palmarla.

[editar] Carácter y personalidad

Era más tacaño que una rata y nada mas que pensaba en ganar dinero. Era un ególatra al punto que puso como título Una vida de Héroe a un poema sifónico en el que se autorretrata el muy baladrón. Era un calzonazos: su mujer, Pauline, le montaba escenas en público cada poco. Le gustaba triscar por el monte como a una cabra, utilizando a menudo las excursiones como excusa para huir de su mujer. Por lo demás, muy majo.

[editar] ¿Sabías que...

  • ... Richard Strauss no tiene nada que ver con los Strauss vieneses, los de los valses? (ya, ya se que ya lo hemos dicho)
  • ... Richard Strauss no tiene nada que ver con Oscar Straus?
  • ... Richard Strauss no tiene nada que ver con Dominique Strauss-Kahn?
  • ... Richard Strauss no tiene nada que ver con el antropólogo Claude Lévi-Strauss?
  • ... Claude Lévi-Strauss no tiene nada que ver con los pantalones Levi Strauss?
  • ... Richard Strauss no conoció a Levi Strauss, pero sí a Hermann Lévi?
  • ... todo esto tal vez tenga algo que ver conque en los países germanos todo hijo de vecino se apellide Strauss?
  • ... Richard Strauss no tiene nada que ver con <inserta tu nombre aquí> Strauss?
Herramientas personales