Richard Wagner

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Richard Wagner
Banderaalemania
RichardWagner
Nacimiento Defunción El Walhala
Origen El anillo de los nibelungos
Su vida
Sobrenombres (Sus Sobrenombres)
Lugar de residencia El Walhala, ya te lo dije
Se dedica a Dirigir ejércitos orquestas
Estado actual Muerto
Hazañas logradas Asentar las bases del black metal noruego
Relaciones La hija de Franz Liszt
Enemigos Friedrich Nietzsche
Poderes especiales capacidad de dirigir orquestas
Objetos batuta
Cita3(...)Es un completo canalla y un idiota, un pedante antipático cuya mayor gracia consiste en sus pintorescas patillas de estilo Escocés, y que encima dedica su tiempo a engañar ilusos prometiéndoles una imperecedera estadía en el Walhalla, siempre y cuando veneren su "arte" como algo sagrado, arte que se reduce básicamente a la representación de patéticos melodramas pseudoépicos condimentados por un ruido infernal que ni el más sordo de los cuerdos podría soportar por más de dos minutosCita4
Robert Schumann sobre su estimado colega Richard Wagner
Cita3Él es el redentor de la música!!! El redescubridor del sublime y superior arte alemán!!! Arrodillaos ante Él: de lo contrario, iréis a pasar unas vacaciones en Auschwitz!!!Cita4
Adolf Hitler sobre su operista preferido, Richard Wagner

Wilhelm Richard Wagner, connotado semidiós de la mitología germánica (aunque algunos reputados mitólogos sostienen que sus raíces se remontarían a las creencias de antiguas tribus semitas), hijo de una mortal -aunque no por eso menos walkyria- alemana, y del dios Wotan Wagner (si bien el propio mito deja entrever la posibilidad de que su padre biológico haya sido otra viril deidad del panteón nórdico ). Tras una revelación divina del Arcángel San Georg Otto von Nurnberg y una oportuna conversión al cristianismo, Richard se entregaría de lleno a la mesiánica tarea de resurgir la memoria de los momentos épicos de la gesta nórdica, con sus desenfrenadas bacanales y belicosos y sangrientos enfrentamientos cuerpo a cuerpo, adaptándolos sutilmente al pacifista mensaje de Jesucristo, su antiguo compañero de parrandas e hijo de un barbudo Dios terrateniente hebraico, a quien hasta entonces el semidiós no había prestado mayor atención.

Para estos efectos, Richard se sintió en la obligación moral de trabajar (a su manera, claro está) en pos de un ideal de sublimidad, y entonces se autodenominó músico, dramaturgo, filósofo, teórico de la música, poeta e incluso director de orquesta.

[editar] Orígenes

Young richard wagner
Con esta cara, ¿cómo esperabas que fuera su música?

Según la mitología nazi neogermánica, los orígenes de este semidiós son difusos puesto que un halo de superioridad aria misterio envuelve los hechos tempranos de su inmortal vida. Algunos eruditos de visión más mundana, sin embargo, fechan su nacimiento el 22 de mayo de 1813, haciéndose pasar desde su más tierna infancia por profeta divino y sintiendo una especial afición por los teatros de marionetas y los discos de un tal Ludwig van Beethoven que el joven Wagner oía con devoción en su discman de piedra caliza bávara y reinterpretaba filosófica y musicalmente, una y otra vez, a sus anchas. Esta manía marcaría su posterior dedicación al noble arte de la música.

[editar] Primeros años de creación

Se dice que la deidad en su temprana adolescencia comenzó a exigir una suculenta mensualidad a su padre Wotan, con la finalidad de incrementar su colección de cómics de leyendas medievales alemanas y su cada vez más nutrida colección de discos de Bach, Händel, Mozart, Beethoven, Carl Maria von Weber y Iron Maiden; y, por supuesto, para poder asistir a los numerosos megaconciertos que por entonces ofrecían el afamado teclista Franz Liszt (maestro de Jerry Lee Lewis y Rick Wakeman), el músico de origen argentino Waldo de los Ríos, y la orquesta Emerson, Lake & Palmer entre varios otros que el joven conocería personalmente.

Así fue como se ligó a la hija de Liszt, causando estragos en el matrimonio de ella, y asimismo conoció a músicos como el magnate judío Giacomo Meyerbeer y el caballero inglés Sir Paul McCartney, quien le enseñaría la magia del vegetarianismo mucho antes de reencarnarse por enésima vez en sí mismo y obtener cuantiosas ganancias con un afamado cuarteto de cámara llamado The Silver Beatles Quartet. Así sería como Wagner comenzaría, motivado por el contacto entre tan notables hombres mortales, a escribir sus primeras óperas, a saber: La Prohibición de follar en público amar, El holandés traficante errante y Rienzi, algunas de las cuales fueron cálidamente acogidas con lluvias de tomates y huevos de gallina renana.

[editar] Los Dramas Musicales

Hitler grupo rock
Su club de fans haciendo la versión rock de La cabalgata de las Walkyrias.

Tras mucho reflexionar y decidir que la ópera de su tiempo era una mamomanda, decide crear el Musikdrama que es, en esencia, lo mismo revolucionó el mundo musical de su tiempo. Así es como crea la Tetralogía de El Anillo del Nibelungo, magna obra que dura más que un día sin pan, que Tolkien le copiaría en sus películas. Tristán e Isolda, drama de sexo sadomasoquista que socabaría los principios de la tonalidad, la música normal que se entiende, y las buenas costumbres. Los Maestros Cantores de Nüremberg que se la ponía dura tanto gustaba a Adolf Hitler y Parsifal, la historia de unos caballeros homosexuales y beatorros que se drogan con el contenido de una copa mágica y un chico medio tonto que les sigue la bola.

[editar] Muerte en Venecia

Estando en la ciudad de Venecia y maquillado como un payaso, le sorprendió la muerte mientras escribía un relato porno titulado De lo mariposón en lo humano en el que, como era su costumbre, opinaba de todo sin tener ni puta idea de la mayor parte de lo que decía. Un rato antes había tenido bronca con la parienta y ésta se pasó 24 horas violando abrazada al cadáver.

[editar] Antisemitismo e influencia en el Nazismo

Hitlerbalakala
Su máximo admirador escuchando uno de sus hits.

El influyente compositor judío Giacomo Meyerbeer le había prometido el oro y el moro, promocionarle, etc. y al final todo acabó en un "No nos llames, ya te llamaremos nosotros". Esto unido a la envidia las diferencias con Mendelssohn hicieron que Wagner escribiera un texto titulado "El judaísmo en la música" en el cual despotrica contra ellos y se caga en su puta madre. Así mismo, en sus últimos años se hizo amigo del nazi teórico del razismo Gobineau.

No obstante algunos biógrafos dicen que el antisemitismo de Wagner se ha exagerado, pues muchos de sus esclavos amigos y colaboradores eran judíos. Incluso Hermann Lévi, el director con contrato basura elegido por Wagner para el estreno de Parsifal era judío.

Sea como fuere, Adolf Hitler se emperró con su obra, y daba el coñazo a todos a todas horas con la Cabalgata de las Walkirias. Esto unido al fetichismo la admiración que le prestaba la nuera del compositor, aburrida de que el hijo de Wagner, Siegfried fuera marica no le prestase mucha atención, hizo que el nombre de Wagner estuviera ligado al nazismo hasta que, tras la Segunda Guerra Mundial su familia sobornase a todo quisque para echar tierra sobre ello.

[editar] Relacionados o no

Herramientas personales