Risa malvada

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngMWAHAHAHAHAHAHAHJAJAJAJAJAJOJEJOJIJEJAJUASJAUASCita4.png
Cualquier villano Para ahorrar espacio, se han reducido todas las risas malvadas que deberían estar aquí por ésta. No se preocupe, son todas iguales.
Cita3.pngWAJAJAZAZAZAÑACAÑACACita4.png
Alguien riendo alucinógenamente, luego de haber conquistado el mundo (en sus sueños).

Se conoce como risa malvada a todo tipo de carcajada procedente de algún megalómano con ganas de dominar el mundo.

Fidel atacando.jpg

Fidel Castro imitando la risa de Satán Claus

Nomenclatura

Images12.jpg

Chuck Norris también sabe sobre risas malvadas... lamentablemente esta fue la última foto de este fotografo, Chuck lo dejó así

Hasta hace pocos años no había ningún estándar definido para la risa a debate, así que si paseabas por la calle una cálida tarde de verano podías escuchar:

  • MUAMUAMUAMUUAAA...
  • MUAHAHAHAHAHAHA...
  • BWAHAHAHAHAHAHA...
  • MUAJAJAJAJAJAJA...
  • JAJAJAJOJEJEJÉ...
  • LOL (si quieres resumir)
  • HA... HA.... HA... y JA... JA... JA...
  • JUAS, JUAS, JUES, JUIS.
  • y más por el estilo

Sin embargo, en 1998, la RAE, en una borrachera que se pillaron en un sitio a tomar por el culo de su edificio de aislamiento, estandarizó este vocablo como MUAHAHAHAHA...

Historia

Surgimiento

El instinto del hombre en sus primeros días lo llevó a satisfacer sus necesidades básicas, tales como procurarse de alimentos, dormir, actualizar el fotolog, chequear su granja en Facebook, protegerse del frío o de las fieras y de Edgar Allan Poe, burlase de las desgracias de los demás... Para cubrir este último punto se inventó la risa malvada.

Risamalvada.jpg

Craneo de un Neanderthal que ostenta una risa altamente maligna. Desafortunadamente no se han encontrado evidencias más antiguas.

Los teóricos de la evolución sostienen que los hombres comenzaron a hacer sonar su risa malvada para humillar a otros simios que no podían utilizar herramientas para cazar y debían conformarse con un menú vegetariano, o bien pasar a formar ellos mismos parte del menú de algún depredador, por no poder usar esas mismas herramientas para defenderse. El Dr. Charles P. Darwin, asegura que la risa es la característica distintiva que separa al hombre del resto de los animales. Algunos de sus alumnos han afirmado que el eslabón perdido (el Homo risum malignum) no podrá ser identificado, ya que no hay manera de determinar el grado de perversidad de la risa del hombre de las cavernas a través de los restos fósiles.

Por otro lado, las distintas religiones rechazan la teoría evolucionista de la risa malvada, calificándola de estúpida e irrisoria. «No es posible -afirman- que algo tan sofisticado y complejo como la risa malvada haya surgido por simple evolución, sin la intervención de una fuerza más poderosa que el hombre».

Según el Talmud, la primera risa malvada fue la de Caín al matar a su hermano Abel, como resultado de su terrible pecado. San Agustín, por su parte, asegura que la risa malvada es aún más antigua: Adán la aprendió directamente de la Serpiente (antes de que Eva se la comiera), que al parecer no sólo podía hablar, sino también reir en forma malvada, eructar, simular pedos sonándose el sobaco y cantar con voz de soprano hasta hacerle estallar los tímpanos al resto de los animales.

Edad Media y Renacimiento

Skeletor pirate tee.jpg

Este sí que es un experto en risas malvadas.

Poco se sabe acerca de la risa malvada en el mundo antiguo. Umberto Eco sugiere que sus invaluables secretos se perdieron junto con las copias inéditas de la Comedia de Aristóteles. Aún así, en la Edad Media, la risa malvada era considerada como la fuente de la más pura malignidad.

Los tribunales de la Inquisición (nadie espera a la inquisición) solían utilizar el método de hacer cosquillas en el pie con una pluma para determinar, según la risa, si los acusados estaban efectivamente relacionados con las artes oscuras. Se sabe que las brujas, cuando eran ahorcadas, se reían malvadamente hasta el punto de echar espuma por la boca.

En Italia, durante el Renacimiento, varios artistas plasmaron el efecto de la risa malvada en sus obras, como lo es el caso de la diabólica y sugestiva sonrisa de la Mona Lisa de Leonardo Da Vinci. Nicolás Maquiavelo en ésta misma época, recomienda a Ludovico de Médici en su famosa obra El Príncipe utilizar siempre la risa malvada para espantar al enemigo al comienzo de cada batalla. Desde entonces la risa malvada es también conocida como risa maquiavélica.

Actualidad

Locoderemate.jpg

Típico gringo, ÑACAÑACAÑACA.

Aunque La Innombrable ha intentado jocosamente apoderarse de la risa malvada para el uso exclusivo de sus directivos, el uso de la misma es común en numerosas películas y programas de televisión. No obstante, no desisten en el intento, pues piensan que al registrarla podrán cobrar un cánon sobre cualquier persona que se ria y así dominar el mundo


Cervantes.jpg

Artículo destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada por decisión popular.

Los rumores sugieren que sus autores fueron instruidos
por el mismísimo Miguel de Cervantes.

Herramientas personales
Otros idiomas