Rise of Nations

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.png¡Mueran malditos eslavos!Cita4.png
Niño alemán loco jugando al Rise
Cita3.png¡Mueran malditos indios!Cita4.png
Hernan Cortés jugando al Rise
Cita3.png¡Mueran malditos... en general!Cita4.png
jugando al Rise
Cita3.pngEs una verdadera decepción. No incluye la era prehomínida ni la era guerras espacialesCita4.png
Will Wright creador de Spore, sobre el Rise

Enaltecimiento de las Naciones es un videojuego para PC estilo RTS (estrategia en tiempo real) y también es un juego TBG (estrategia por turnos) lo cual al ser lo contrario crea una paradoja metafísica que cuando se vuelva lo suficientemente inestable destruirá todo en un radio de 100,000 años luz, sí, el doble de destrucción que cuando falle el acelerador de hadrones. El juego trata sobre las guerras que la humanidad ha librado a lo largo de toda su historia (subrayamos: de TODA) por tener más arroz que el otro. Creado por la firma Big Huge Enormous Titanic Vast Gigantic Omnipresent Games, la cual recibió dos demandas multimillonarias que casi lo llevan a la bancarrota, una por parte de Microsoft Games, alegando plagio de su juego Age of Empires, y otro por parte de… mmm… creemos Hasbro, también acusando plagio de su juego Risk. Luego los de Microsoft vieron que eran parte de la misma firma, retiraron la demanda y todos juntos se fueron cantando a buscar una cerveza.


[editar] Naciones

Rise of Nations ofrece un buen crisol de naciones para que puedas por fin llevar a cabo tu versión torcida de la historia, y mira que más torcida está difícil, no importando tu país de origen. Puedes elegir a los persas y aplastar a los griegos en vez de que seas conquistado; puedes jugar con España y ganar una tremenda batalla naval contra Inglaterra creando una verdadera Armada Invencible y no una que sea soluble en agua; jugar con China y aliarte a la Francia Napoleónica; puedes jugar con la Alemania de la Segunda Guerra Mundial, ser razonable y dejar Rusia para finalmente borrar a todo Occidente del mapa; o puedes elegir a los Estados Unidos y dejar de hacer mariconadas y pelear como se debe en la y 2° guerras mundiales, o seguir por ese camino y hundir la isla de Japón con una lluvia de misiles ICBM nucleares, o ¿por qué no?, una vez al mando de los norteamericanos develar tu origen árabe que nadie notó a pesar de tu apellido, Hussein, y lanzar todos esos misiles a tu propio país, convirtiéndote en héroe mundial.


Tanque.gif

Tanque alemán contra infantería británica

Tienen el poder de la industria. En las primeras edades crea un ejército de vikingos, en edades posteriores aplasta a tus enemigos con tanques panzers, nazis y aviones bombarderos ¡¡¡MUAHAHAHAHAHA Heil Hitler!!!

Tienen el poder del sacrificio. Suena estúpido, ¿poder del sacrifico?, por favor. Pero no te dejes engañar, cada que mates a un enemigo obtienes un botín del 200%, así que estrella lo más rápido posible tu ejército contra alguien para hacerte rico, y hacer un ejército más fuerte que destruirá más unidades haciéndote aún más rico, y así. Sus soldados son reconocibles por salir vestidos con plumas al combate.

Tienen el poder de la migración. Los diseñadores metieron a esta nación hipotética para que estuvieran representados todos esos africanos que nunca han hecho nada glorioso en la historia, más que ser esclavos de naciones poderosas (y dañadas mentalmente). Como son africanos pobres están acostumbrados y no necesitas investigación militar que es como hacer casas en el Age, o sea tus ciudadanos viven en la jungla.

Tienen el poder del imperio. Son tantas cosas que da pereza ponerlas, algo de comercio, algo de barcos, etc. etc… Como siempre destaca su combate no honorable de arqueros de tiro largo.

Chinocochino.jpg

Poder de la "cultura" china

Tienen el poder de la cultura. Específicamente de la cultura ancestral china, la cual es reproducirse como conejos o como ratas, o vamos, como chinos. Sólo apretar el botón, se crea al instante un ciudadano. Apabulla a tu enemigo con tal fuerza de trabajo, y si no es suficiente, véndele productos copia de menor calidad.

Tienen el poder de la tradición. Algo parecido a los chinos, han metido esta nación para que el juego se venda bien en las dos Coreas.

Tienen el poder del Nilo. A falta de otro nombre para una nación que gana haciendo maravillas, más baratas y pueden hacer dos por ciudad. Gana embelesando al enemigo construyendo en El Cairo la Torre Eiffel y el Kremlin. Cuando prendas el reloj de victoria por maravillas defiéndete con un ejército de mamelucos (no de esos que se ponen los niños pequeños, los soldados árabes digo).

Tienen el poder del descubrimiento. Empiezas con el mapa descubierto, y eso es todo. Ni siquiera te libras de la niebla de guerra. La infanteria pesada inicial es mierda contra los legionarios romanos y los tercios de la edad de la polvora no sobreviven a una lluvia de balas de mosqueteros. Bueno, tu poder te permite explotar rápidamente los recursos raros, planear mejor tu expansión…¡Qué timo, esto es una mierda!

Tienen el poder de la inovation, sí, en inglés, se oye más gringo. Maravillas al instante, gobiernos gratis, aviones caza gratis, manejas a los marines, todo para que sean los que siempre ganan, sin embargo con un poco de esfuerzo se les puede patear el culo con cualquier otra nación, excepto con los españoles y su letal poder del descubrimiento, que mierda que es.

Tienen el poder del liderazgo. Eso significa generales gratis con cada castillo o fuerte. Usa la mejor caballería pesada del juego, los chevaliers, para pasar sin problemas encima de tu oponente. Nadie te detendrá, excepto… ¡SÍ!, los tercios reales de los españoles, al fin reivindicados en este juego de pacotilla.

Tienen el poder de la filosofía. Crea muchos académicos y mucho conocimiento para avanzar como un desquiciado a través de las edades. Hasta que un puñado de cavernícolas de la edad antigua te derroten aunque ya estés en el siglo de la información porque no tienes ni una triste torre para defenderte. Si por suerte esto no pasa, desarrolla armas nucleares, inteligencia artificial, escudos anti-misiles, supercomputadoras y ahora sí sal y conquista al mundo como una civilización muy superior de otro planeta.

Elefante nadando.jpg

Submarino hindú de la Era Moderna. Dispara maní

Tienen el poder de la majestuosidad. Ataca con una caballería conformada por el siempre bien ponderado elefante de guerra, majestuoso, lento como él solo, y que cae muerto a flechazos o escopetazos antes de llegar a atacar. Transforma los campos de batalla en verdaderos cementerios de elefantes.

Tienen el poder del comercio. Con tu flota de filibotes asalta a las otras flotas, sé el rey de los piratas. Comerciando con otras naciones financia tu piratería. En tierra los comerciantes vienen armados con un arco y unas flechas, igual las caravanas, así que no temas si se topan con el ejército enemigo, esas flechas pueden ser muy disuasorias.

Tienen el poder del oro. Crea muchas minas en tus montañas para sacar oro, y hazte obscenamente rico. Con esa riqueza crea un gran ejército, y/o modernízate y avanza de edad, y/o para qué pelear, literalmente compra a tus enemigos.

Tienen el poder de la nación. Sus exploradores son mejores, tu ejército es invisible y se cura mientras permanezca en tu territorio. Parte cráneos como si fueran sandías con tus guerreros tomahawk.

Tienen el poder del honor. En la mitad del juego arrasa el campo de batalla con tus honorables guerreros samuráis. Si la cosa se prolonga, en la edad moderna soborna al enemigo con hentai y chucherías electrónicas. Además, dejar caer algunas bombas nucleares sobre Nueva York, Salt Lake City o Washington no se oye mal ¿eh?

Lo mismo que los Mongoles pero con plumas y maquillaje de guerra... ¡deja mucho que pensar sobre la masculinidad de los aborígenes!... Como sea, tienen el 'poder de las llanuras.

Tienen el poder de la arquitectura. Levanta bonitas y resistentes ciudades siendo un jugador marcadamente defensivo hasta que te des cuenta muy tarde que en este juego no se pueden construir murallas ¡gulp!

Mongol2.jpg

¡¡Mierda, los mongoles!! ¡¡¡huyan!!!

Tienen el poder de las hordas. Arqueros a caballo gratis y menos desgaste en territorio enemigo son la receta perfecta para siempre gritar como niña al ver las temibles hordas come-niños de estos bárbaros acercarse a tus ciudades. Mejor no ponerse junto a estos al empezar.

Tienen el poder del comercio (¡hey, que le copian a los holandeses!). Arqueros especiales y camellos con ataque a distancia a su disposición.

Tienen el poder de la ceremonia y aquí es cuando uno nota que se les empiezan a acabar las ideas. La ceremonia no tiene nada que ver con que son los únicos con dos ciudades capitales. Otros que pueden usar a los elefantes de guerra. Desde la época moderna está a tu disposición el soldado hezbollah.

Tienen el poder del César. Con tu infantería de legionarios o pretorianos, y tus generales convertidos a gladiadores quiebra y conquista a cualquiera en las primeras edades, puedes pelear hasta contra cuatro a la vez y aniquilarlos con relativa facilidad. Llegada la edad de la pólvora es hora de firmar las paces o poner pausa y salir huyendo porque es seguro que te aniquilan hasta los españoles.

Montar.png

Jinete cosaco. Nótese el caballo preparado para temperaturas bajo cero. Y el alcoholismo del jinete.

Tienen el poder de la patria, y de su característico invierno del diablo. El enemigo sufre el doble de desgaste en tu territorio y además las mejoras de desgaste son gratis. Aunado a eso, tus fronteras crecen como tetas de colegiala adicta a la leche. Mejor no meterte con ellos, sobre todo si eres Alemanes o Franceses. Casi segura la victoria hasta que tu oponente, y tú, descubren para qué sirven los vagones de suministro (evitan el desgaste). Pero te puedes deshacer de ellos con tus cosacos (no confundir con la bebida y arrojárselas, los cosacos son jinetes rusos únicos, los más veloces).

Tienen el poder del asedio. Para qué molestarse en construir ciudades. Mejor hazte de un par de bombardas basílicas y toma la ciudad que más te guste en un tris.

[editar] Naciones eliminadas antes del lanzamiento

Estas naciones fueron eliminadas antes del lanzamiento de Thrones & Patritos por Microsoft para apresurar el lanzamiento de la expansión y así ganar más dinero:

Pensaron en unificar los aztecas y mayas, poseen el poder del narcotráfico: deseas ganar la guerra o alianzas con otros países utiliza la habilidad corromper de cualquier senador,déspota,presidente o todas esas idioteces para justificar democracia y vualá compra a los países menos afortunados o vuélvete inmensamente rico traficando con tus caravanas: Marihuana,Tachas,Perico,Ruffis, solo ten cuidado con EU y si cae la D.E.A no te preocupes cuentas con muchos Ejércitos(Carteles ya sea el de Sinaloa,del Golfo,Nueva Generación,Los caballeros templarios,Los zetas entre muchos otros) para defenderte. ¿La situación se pone fea? ¡no te preocupes!, solo utiliza la habilidad torturar de cualquier unidad de infantería y te crearás la fama como el país mas violento de América n.n :) vaya respeto, claro, a costa de la pobre población jodida y los baches en tus carreteras.

Poseen el poder de la piratería: Como la de los holadeses pero mas pro-activa; en vez de mercados para obtener riqueza puedes optar a construir "Grandes Almacenes la Cuneta (Top-Manta)" que si bien no crean camiones de mercancías y producen solo un cuarto de riqueza que un mercado normal, puedes construir mas de uno por ciudad y también son un 75% mas baratos. Por el lado de las unidades exclusivas solo disponen del "barco pirata somalí" disponible de la edad moderna en adelante que no es otra cosa que un lanchón roñoso de 10 metros de eslora con un montón de negros con armas al viento, que permite apoderarse de flotas mercantes enemigas y adueñártelas.

Tienen el poder del terrorismo: Tus ciudadnos (que son hombres, mujeres, ancianos y niños) son partisanos al mismo tiempo, asi que cuando ataquen una de tus ciudades no tendras que preocuparte ya que se defenderán hábilmente con sus AK-47, tambien la habilidad especial del sabotaje la tiene cualquier unidad aumentada al 1000%, de este modo puedes acabar con ejercitos enteros. Obtienes un tipo de gobiento especial en el senado llamdo fundamentalismo que te dá una bonificación de ataque a edificios enemigos,en especial si son maravillas, ademas se te otorga la unidad especial Avion secuestrado, que es mas potente que un ICBM nuclear y puede destruir maravillas en cuestion de segundos. Te otorga también el patriota Osama Bin Laden que tiene poderes de desaparición y emboscada.

Adquieren el poder del Fútbol: Olvídate de esas aburridas universidades y sus nerds académicos, en vez de eso, construye estadios que crean jugadroes que generan talento futbolístico (el reemplazo del conocimiento) y a su vez funcionan como infantería básica, atacan con pelotazos bién dirigidos a las partes nobles. Posees una maravilla[] única llamada "Rio de Janeiro" que produce de todos los recursos.

[editar] Edades

El juego presenta ocho diferentes edades para que juegues horas y horas a destruir el mundo y a tus semejantes hasta que se te frían los ojos.

  • Edad Antigua

La primera edad. Respresenta el punto en la historia en que la humanidad empieza a usar la agricultura. Sólo se recogen tres recursos básicos, los más indispensables para el ser humano: alimento, madera, y marihuana. En algunas versiones del juego se cambió este último por riqueza, no se sabe por qué. Las batallas consisten en gritos y pedradas. Se pueden construir granjas, mercados, cuarteles, muelles y por supuesto prostíbulos.

Se empieza a acumular también conocimiento y metal. Se pueden construir templos para lavarles el cerebro a tus aldeanos, un senado para elegir un modo de opresión gobierno, establos, castillos y fábricas de armas de asedio. Aquí las batallas son más interesantes y requieren más estrategia.

Donde se empiezan a ver grandes masacres. Un escenario desolador con lanzapiedras matando miserables aldeanos mientras los ballesteros enemigos cubren el sol con una lluvia de flechas que sepulta a todo tu ejército.

Comienza a jalar esos gatillos. Pelea con armas que tardan cinco minutos en volver a recargarse. Destroza ciudades a cañonazos, que también tardan una eternidad en volver a disparar.

  • Siglo de las luces

Se mejora el uso de armas de fuego. Ahora sí disfruta de una buena cadencia de disparos. Forma tu ejército en fila enfrente del ejército oponente y así tan estúpidamente dispuestos, dispárense en ola tras ola de mosqueteros hasta que una nube de humo cubra el campo de batalla y tus soldados se disparen entre sí mismos.

Bienvenidas sean las máquinas. Olvida para siempre la caballería con caballos que llenan todo de mierda, y saluda a los carros de combate y a los carros blindados. Aquí deberás recoger otro recurso, petróleo. También comienza la batalla por los aires, con aviones tipo el de los hermanos Wright que se deshacen con la lluvia.

Es en esta edad que se puede crear el arma suprema, la estrella de la muerte el misil atómico teledirigido. Los aviones se vuelven más eficaces, incluso indispensables. Los tanques aplastan a la infantería, excepto los chinos que son piratas y se funden cuando disparan.

  • Siglo de la información

Si has logrado sobrevivir y gobernar a tu nación con sabiduría, llegarás a la última edad llamada el Siglo de la información. Aquí te haces dueño del mundo no con la guerra, sino con investigaciones como política de miedo, control de masas, apendejamiento de masas, lavado de cerebro, técnicas de mercadeo, etc. Trasciendes las fronteras y te repartes el pastel junto con los otros líderes mundiales. Tu nación sigue con su nombre y sus fronteras para despistar, pero en realidad juegas como una gran empresa transnacional. Por ejemplo si juegas con los japoneses te conviertes en Sony, controla millones de seres humanos a través de tus consolas de videojuegos. Si eres los españoles, te haces Grupo Santander, sé el dueño de miles y de toda la basura que poseen, sobre todo de latinoamericanos. Si usas a los gringos pasas a ser Coca Cola, vende la cosa más adictiva y legal que se ha inventado y con las ganancias construye un cañón de partículas que apunte a Rigel 4. No temas revoluciones pues toda la humanidad se hará asquerosamente obesa tanto que ni podrán caminar. Si jugaste con los aztecas te conviertes en Televisa. Ríe al ver cómo tu empresa de televisión decide lo que se hace en política, recursos, todo. A tu disposición tendrás un ejército de zombies televidentes para la guerra final entre el bien y el mal, tú del lado del mal obviamente.

Herramientas personales