San Judas Priest

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Gatito.jpg ATENCIÓN: Este artículo puede poner su alma en peligro
Cada vez que alguien lo lee, Dios mata un gatito.

San Judas Priest es el santo patrono de los metaleros y representante del Painkiller en la tierra. Es adorado tanto por satánicos como por cristianos, así como honrado por los seculares. Todas las religiones metaleras le rinden culto, desde las más tradicionales como el Heavy Metal, el Death Metal y el Thrash Metal, hasta las más nuevas como el Nü Metal, el Metalcore y el Metal Industrial. Su fiesta es el 28 de octubre, en la cual sus fieles ponen a todo volumen la discografía de Judas Priest mientras se ponen a bailar slam alrededor de una hoguera.

[editar] Historia

[editar] Origen

San Judas Priest.jpg

San Judas Priest, santo patrono del Heavy Metal.

San Judas Priest nació en Birmingham, Inglaterra. Se desconoce la fecha de su nacimiento, pero se sabe que era rockero desde joven. Después de escuchar las canciones de Helter Skelter de los Beatles y I Can See for Miles de The Who, descubrió que su misión en la vida era buscar al grupo que pudiese crear la música mas dura y pesada en la historia de la humanidad. Esta música debería de servir de vehículo para que la civilización tuviese presente temas relevantes como guerras, religión, el ocultismo, el honor, la fantasía, la edad media, los problemas psicológicos, el espíritu de lucha, la crítica social, la rudeza, los vikingos y el apocalipsis. Estos temas se estaban perdiendo entre los seres humanos debido a la psicodelia y a las películas de Disney (y en menor grado las series animadas de Hanna Barbera), que pintaban un inexistente mundo color de rosa lleno de felicidad y drogas LSD.

El peregrinaje de San Judas Priest empezó en Canadá con el grupo Steppenwolf, quienes lo ayudaron a bautizar como Heavy Metal a la música que estaba buscando crear. Su peregrinaje lo mandó a Inglaterra donde predicó sus enseñanzas a los grupos Led Zeppelin y Black Sabbath, con quienes creó el sonido definitivo del Heavy Metal. Compartió sus enseñanzas con varios grupos de rock de Estados Unidos e Inglaterra. Fue en el país británico donde conoció a sus discípulos favoritos, un grupo de rock que tomó su nombre y se dedicó a esparcir el Metal a todos los seres de la tierra.

[editar] Esparcimiento de la palabra del Heavy Metal

A través de discos y giras mundiales, San Judas Priest y el grupo que tomó su nombre, dieron a conocer el Heavy Metal en lugares como Finlandia, Brasil, México, Japón, España y Argentina. Fue una misión difícil, porque los grupos de música locales los acusaban de satánicos, imperialistas, promotores del crimen, derechistas, machistas, y de tratar de pervertir a la juventud. Fueron martirizados en varios lugares y sufrieron terribles tormentos, como escuchar a todo volumen álbumes completos de musica disco, pop, tecno (en este caso algunos sacaron partido creando el Metal Industrial) y hip-hop. En otros países quemaban sus discos en la hoguera y buscaron, infructuosamente, que el grupo y el santo ardieran también junto con sus álbumes, o al menos que fueran encarcelados.

Al final pudieron llevar la palabra del Heavy Metal a todas las naciones, predicando con el sonido de guitarras fuertes y distorsionadas junto con un bajo y una batería mas densos de lo habitual. En cada pueblo se fueron creando templos donde los fieles iban a escuchar el sonido metalero mientras tomaban cerveza y movían la cabeza en un ritmo que posteriormente se conocería como headbanging y estrellándose entre ellos, lo que posteriormente se conocería como pogo o mosh. San Judas Priest no quiso dormirse en sus laureles y llevó a cabo dos peregrinajes más para reafirmar la fe. El primero fue en Inglaterra y se conoció como el New Wave of British Heavy Metal y el otro fue en San Francisco, Estados Unidos, donde sembró la semilla del Thrash Metal.

[editar] Martirio del santo

Judaspainkiller.JPG

San Judas Priest se sacrificó para dar vida al Painkiller.

Desafortunadamente surgió un enemigo para San Judas Priest. Un ente maligno llamado MTV quería desaparecer al Heavy Metal para llenar al mundo de música pop, dance, y hip-hop. Para eso engañó a los grupos de Heavy Metal y los convenció de hacerse comerciales. Los músicos metaleros comenzaron a salir con estrellas pop y dance, así también buscaron hacer la mayor cantidad de dinero posible en lugar de preocuparse por hacer buena música, como dejan patente los álbumes Demolition, Risk, Virtua XI y St. Anger. Para no dejar cabo sueltos, MTV sembró la discordia en aquellos grupos que no aceptaron volverse comerciales, provocando que se separasen bandas como Iron Maiden, Helloween y el grupo homónimo al santo metalero.

Judas Priest trató de evitar esta crisis de fe, pidiéndole a sus fieles que oraran cantando himnos metaleros como The Trooper, Heaven and Hell y For Whom the Bell Tolls mientras sacrificaban barriles de cerveza en honor a las etapas clásicas de los grandes grupos del metal. Mientras tanto MTV obligaba a los grupos de Heavy Metal a adoptar una imagen mas grunge o pop, así como a quemar (sólo literalmente porque en ese entonces no cualquiera podía comprar CD's en blanco) imágenes de Eddie, Master of Puppets, de la Calabaza de Helloween y del monstruo de los discos de Dio.

Un 28 de octubre MTV, y su símil latino Telehit declararon que el Heavy Metal había muerto. Las cadenas de música y la Fox dieron la orden de capturar a San Judas Priest a una horda de ex metaleros convertidos al pop, grunge, dance, tecno, y hip-hop. Estos ex metaleros atraparon a San Judas Priest y lo llevaron a una fábrica de acero, donde sacrificaron al santo arrojándolo a un horno con acero fundido a 1,400 grados Celsius para buscar el favor de los peces gordos de los medios. Poco después de que San Judas Priest se fundiera dentro del acero líquido, surgió un hombre máquina, montado en una motocicleta con estructura de dragón y dos sierras circulares que tenía por ruedas, que degolló a todos los ex metaleros que habían sacrificado al santo. Este ser era el Painkiller.

Al momento de entrar en contacto con el metal hirviendo, San Judas Priest unió su alma con la esencia de la música heavy para crear al Painkiller. El mesías metalero que sería mas brillante que mil soles, mas fuerte que una bomba atómica y resucitaría al Heavy Metal para que viva por siempre y para siempre, hasta el final de los tiempos.

[editar] Celebración

Manowar motos.jpg

Manowar dirigiéndose a un templo de San Judas Priest.

Cada 28 de octubre, después de la media noche, se lleva a cabo la fiesta de San Judas Priest donde celebra el martirio del santo por parte de la cadena MTV que culminó en su fusión con el Painkiller. Durante la fiesta varias bandas metaleras se ponen a tocar la discografía completa de Judas Priest y canciones de metal clásico mientras los asistentes consumen varios hectolitros de cerveza. En el momento cumbre de la celebración, metaleros hombres y mujeres se ponen a bailar slam alrededor de una hoguera mientras se escucha a todo volumen la canción de Breaking the Law.

Las fiestas se llevan a cabo en bares metaleros. Antes de la fiesta, los ministros que la van a presidir llegan al bar en motocicletas Harley Davidson vestidos de cuero negro y acompañados de amazonas metaleras al ritmo de Heaven and Hell.

Existen fieles metaleros mas ortodoxos que llevan su devoción al extremo y llegan a prender hogueras donde arrojan discos de hip-hop, reggaetón, música instrumental, música grupera, dance, pop, los Load de Metallica y las temporadas completas de los Osbournes. Cultos mas radicales han propuesto sacrificar una virgen reggaetonera en honor a San Judas Priest, pero nadie lo ha logrado ya que no se ha podido encontrar una mujer con esas características.

Herramientas personales