Sergio Leone

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cine ícono
Sergio Leone
BanderaItalia
Sergio-Leone-1
Explicando la narrativa en su cine.
Nacimiento Defunción 1929
1989
Origen Los romanos nos han dado el alcantarillado, la sanidad, la enseñanza, el vino, el orden público, la irrigación, las carreteras, los baños públicos y a Sergio Leone.
Trabajo
Sobrenombres El maestro del espagueti.
Género cinematográfico Peplum, Pastafari güester, Gángsteres malotes.
Estado actual Estuvo vivo, hasta que llegó su hora. Ahora ya no lo está.
Películas más famosas Por un puñado de dólares
La muerte tenía un precio
El bueno, el feo y el malo
Hasta que llegó su hora y algunas mas.
Début En Ben-Hur, llevando los cafés.
Relaciones Clint Eastwood, Robert De Niro, Charles Bronson, Tío1.jpg.
Enemigos Akira Kurosawa,
¿Premios? Una vez ganó un concurso de tarjetas navideñas en el colegio. También otra vez le dieron el Padrastro de Plata al mejor director.
Cita3La amistad viril es uno de los temas dominantes en todas mis películasCita4
Sergio Leone al desnudo
Cita3La mujer es un obstáculo para la supervivenciaCita4
Sergio Leone sobre su matrimonio
Cita3Robert De Niro sí que es un actorCita4
Sergio Leone sobre su amigo Clint Eastwood
Cita3El nivel de eficiencia no era ciertamente tan bueno como con un equipo norteamericano, británico... o incluso uno italiano actualCita4
Clint Eastwood sobre su experiencia trabajando con su amigo Sergio Leone

Sergio Leone (Roma, 3 de enero de 1929 – Roma, 30 de abril de 1989) fue un guionista, productor y director de cine italiano. Es el director favorito de psicóticos como Tarantino, y es sobre todo conocido por sus pastafari güester.

El estilo directorial de Leone se caracteriza por la yuxtaposición de primerísimos planos que se ve hasta la mierda que se les mete por los poros a los actores junto con otros tan lejanos que casi ni se ve lo que aparece, que para ver sus películas hay que llevar lentes progresivas. Todo esto combinado con violencia extrema, porquería, más violencia y más porquería. Entre los géneros que ha tratado están desde los peplum homoeróticos hasta las películas de gángsteres engominados, pasando por supuesto por las de vaqueros guarros.

[editar] Su vida

Sergio-Leone-2

Fue un director que destacó por utilizar refinadas técnicas motivadoras para exprimir al máximo el talento de sus actores.

[editar] Prólogo sudoroso

Los padres de Sergio Leone fueron personas de renombre dentro del cine italiano. Su padre, Vincenzo, fue uno de los pioneros del cine de italia y un director de reconocido prestigio cuya carrera llegó a su punto culminante cuando el mismísimo Duce, Benito Mussolini le solicitó su sincera opinión sobre un guión que había escrito para mayor gloria de sí mismo (un drama autobiográfico que incluía de continuo frases como "yo soy cojonudo", "yo soy un líder sensacional", "soy el Duce más guapo" etc.). Vincenzo Leone estuvo dudando entre hacerle una crítica constructiva o decirle, simple y llanamente, que ese guión era la mayor puta mierda que jamás hubiera llegado a sus manos en toda su vida profesional. Como Mussolini le mostró su agradecimiento prohibiéndole volver a acercarse a un plató de cine, dejamos a discrección del lector deducir lo que sucedió. Y suerte que no le pasó nada mas.

[editar] Érase una vez en Italia

Sergio Leone nació pues en Italia y fue al colegio como un niño normal. Allí conoció al que sería su gran amigo y compinche de correrías más adelante, el futuro compositor Ennio Morricone. A menudo les echaba la bronca la maestra porque en lugar de atender se pasaban las clases jugando a los cowboys.

El caso es que Sergio creció y su padre no quería verle cerca de una cámara de cine ni en pintura, pues conocía bien ese mundillo de dizqueartistas en el que tanto abundaban los vagos y la gente de mal vivir. Es por ello que quiso que Sergio estudiara derecho, pero al comprobar la clase de gentuza que eran los abogados terminó aceptando de buen grado que su hijo engrosara las filas de los kinkis de la farándula, que en comparación eran unas hermanitas de la caridad.

[editar] Por un puñado de dólares

Leone comenzó su carrera como guionista, haciendo trabajos alimenticios por los que recibía sucios fajos de billetes apestosos. Así pasó los primeros años de su vida profesional escribiendo primeramente Incilibros y más adelante guiones para péplums de mierda serie Z en los cuales siempre tenía que repetir los mismos tópicos: griegos con faldas cortitas y ajustadas y sudorosos pechos depilados, griegas que se desmayaban ante la contemplación de estrafalarios monstruos marinos de gomaespuma y mílites espartanos muy cariñosos con sus compañeros de filas. Esto le llevó a terminar como director asistente en algunas producciones ya menos cutres, como Quo Vadis, en la que tuvo ocasión de dirigir -únicamente- a Bud Spencer que tenía un írrisorio papel como romano que sostenía una lanza. El resto del tiempo, le ponían a llevar los cafés al director de verdad... y a los directores asistentes de verdad.

Su gran oportunidad le llegó cuando estaba de director asistente en una película sobre la antigua Pompeya. El director se puso enfermo porque alguien, no llegó a poder determinarse quién, le había vertido dosis masivas de laxante en el café. Así fue como Leone muy a su pesar asumió el mando. La película quedó de lo más bien porque Leone aprovechó una erupción volcánica real -sin que el reparto lo supiera- para filmar las escenas de acción. Los gritos de los actores cuando los personajes que interpretaban sufrían quemaduras fueron de un realismo insuperable.

Es así como le contratan para hacer una nueva película sobre El Coloso de Rodas ¡y esta vez le dejan hasta poner su nombre en los créditos!. La película se centra en cómo los barcos, demasiado altos, van golpeando repetidamente los cojoncillos de la estatua, hasta que esta se quiebra y cae, siendo una metáfora de cómo el propio director tocaba los cataplines a los protagonistas durante el rodaje. La película tuvo escasa difusión, la verdad.

[editar] Por unos dólares más

Como su ambición artística y su codicia no hacían mas que crecer y crecer, se propuso rodar su primer güester, que rodaría en España, no por ahorrar costes, que también, sino porque la comida era mejor que allí que en yankilandia. Desde luego todavía no era el director de prestigio que llegó a ser más adelante y la película -Por un puñado de dólares- se rodó con medios más cutres que bailar la música del telediario. Allí es donde Leone trabajó por primera vez con otro de sus grandes compañeros de correrías, Clint Eastwood aunque en el casting fue su cuarta opción y le dio el papel porque los otros tres le mandaron a la mierda. Leone sabía que el film sería un éxito porque contaba con un guión de probada eficacia. Ni tanto, estaba directamente plagiado de una película de Kurosawa, quien le llevó ante los tribunales y se quedó con una parte importante de los beneficios de la película.

Es así que se vio forzado a trabajar Por unos dólares más, película en la que repitió fórmulas de la anterior pero esta vez sin copiar y en la que obtuvo un considerable éxito, e incluso pudo quedarse el dinero que ganó, lo cual le valió para el proyecto más ambicioso El bueno, el feo y el malo (inspirada, según dijo, en sí mismo, en Morricone y en su endocrino, que le tenía frito). Estas películas representan el máximo paroxismo del pastafari güester, la mugre, el lenguaje grueso de los bajos fondos y la violencia. Y por ello le lanzaron al estrellato.

El éxito de estos films le llevó a ser invitado por estudios norteamericanos a realizar una nueva película sobre el Oeste. Esta vez no escatimó en medios y cumplió la ilusión de su vida: soterradamente a la insulsa trama principal, realizó un documental sobre trenes antiguos. La verdad es que quedó una cosa muy extraña, pero lo compensó con continuos primeros planos de Claudia Cardinale, por lo que esta película se considera la más perfecta de las que llegó a rodar por una parte de la crítica. Esa parte de la crítica a la que le gusta ver tías buenas.

[editar] Hasta que llegó su hora

Sergio-leone-sf

Llegó a plantearse incursionar en la Ciencia Ficción.

Tras esto pasó un tiempo en que dirigir, solo dirigió una película Agáchate, maldito inspirada en las piezas de la vajilla que le arrojaba su mujer cuando volvía de estar de juerga con sus amigotes, como era de esperar, resultó un film tremendamente violento. Produjo algunas mas, pero de estas mejor ni acordarse.

Finalmente le llegó la oportunidad de rodar la que sería la mejor película de gangsters de todos los tiempos: El Padrino. En lugar de ello hizo otra película de gangsters, Érase una vez en América que terminó siendo algo así como una metáfora de la amistad entre un gangster venido a menos y otro venido a mas que finge su propia muerte para quitarle la novia al primero. Una cosa rara. El caso es que en la fase de posproducción los que ponían el dinero vieron que aquello había quedado demasiado largo y complejo para las débiles mentes del público norteamericano y decidieron cortarla sin permiso de Leone poniéndola en manos del montador de Loca academia de policía que aprovechó para meter de por medio material de archivo que él tenía de un negro que hacía sonidos raros con la boca, y que le parecía muy gracioso. A Leone, cuando vio el resultado final, le dio un infarto y se murió. Con el tiempo se ha logrado recuperar el montaje original de la película y es hasta buena y todo. Lástima.

[editar] Proyectos inconclusos

Aparte de las pocas películas que hizo el muy vago, Leone concibió muchos otros proyectos, de los que pasamos a enumerar algunos:

  • Don Quijote de la Mancha, con guión de Miguel de Cervantes. Sería una adaptación de la célebre obra cervantina contando con Clint Eastwood en el papel de Don Quijote y de Eli Wallach en el de Sancho. Vamos, que sería así una cosa como El bueno, el feo y el malo pero sin el malo y con molinos.
  • Cold, sería ésta la historia de un pañuelo lleno de mocos que va recorriendo el viejo oeste transmitiendo sus gérmenes de pistolero sangriento y pistolero sangriento. Protagonizada también por Clint Eastwood y Eli Wallach.
  • Mary tenía un Corderito, con Clint Eastwood en el papel de Mary y Eli Wallach en el papel de corderito.
  • Flash Gordon, que finalmente no dirigió él porque el guión no lo hizo Umberto Eco, como él quería. Con Clint Eastwood en el papel de Flash Gordon, Eli Wallach en el papel de extraterrestre extraño y Lee Van Cleef como malvado emperador Ming.
  • La batalla de Leningrado, con Clint Eastwood haciendo de nazi y Eli Wallach haciendo de ruso. O al revés. Esta en vez de Western sería Eastern.
Herramientas personales