Sergio Livingstone

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Escudochile.png Este artículo contiene altas dosis de chilenismos y humor chileno
Si no cachái el mote, mejor vírate o ándate a la que tú sabís o a la otra que tú sabís
Cita3.pngLos goles que me hacían en la cancha, después se los metía a las esposas de los jugadoresCita4.png
Sergio Livingstone y sus recuerdos futbolísticos
POW.png
Sergio Livingstone
Sapito pascuero.jpg
"Jo jo jo, ¡chuchasumadres!"
Publicado por Revista Estadio
Primera aparición 1949
Creado por TVN
Datos
Nombre real Balón von Bola
Estado Muerto
Afiliaciones actuales El 99% de las damas santiaguinas nacidas entre 1920 y 1980
Afiliaciones anteriores La Roja, Universidad de Carmelitas Descalzas
Alias conocidos Sapo Livingstone
Familiares Pedro Carcuro
Poderes destacados Inmortalidad... o casi
Otros Saltos de sapo, piel pegajosa, trabajar medio siglo en los medios de comunicación nacionales a pesar de su demencia senil

Serjio (según los incultos de Wikipedia) Roberto Piedraviviente fue un ex futbolista y periodista deportivo chileno, apodado "El Sapo" o "Sapito" porque era un viejo verde. Durante 50 décadas fue comentarista de fúcbol, siempre al lado del italianófilo Pedro Carcuro.

[editar] Futbolista

Su padre, John, era un inmigrante escocés que fue el primero en introducir, de contrabando, una pelota de fútbol en Chile (la había robado en un partido del Celtic). Como era algo robusto y demasiado pajero para el rugby, el joven Sergio empezó jugando pichangas como portero.

En 1938 decidió seguir los pasos de su padre e ingresó en la Universidad Católica, pero no como estudiante, sino como jugador. Junto al argentino José Manuel "Charro" Moreno fue una de las piezas claves para que el conjunto cruzado obtuviera el subcampeonato nacional en 1949, 1954 y 1956.

Su asombrosa técnica de atrapar el balón con la lengua le valió ser convocado a la selección. Como tal, integró el equipo que dio lástima en el Mundial de Brasil 1950; en ese Mundial, Chile terminó noveno entre 13 equipos, pero con dignidad ya que por lo menos se dio el gustito de golear a Estados Unidos. Sin embargo, a pesar de no haber ganado nada con la Roja, Sergio Livingstone era muy admirado por su juego limpio y elegante. Se cuenta que una vez atajó tan bien en un partido contra Paraguay que, al finalizar el partido, los delanteros guaraníes lo sacaron del estadio en andas y amordazado para lincharlo, castigo del que se salvó gracias a la oportuna intervención de la policía.

En 1943 fue fichado por el equipo argentino Ra Sin Club de Avellaneda a cambio de un plato de cocho, todo un récord para la época, especialmente teniendo presente su condición de chileno. Allí recibió tan sólo 30 goles en 5 partidos y hasta el día de hoy es aclamado como ídolo por los hinchas de la Academia. A pesar de su éxito en el país trasandino, prefirió echar por tierra su carrera y volver a Chile de puro caliente por amor a una dama.

También tuvo una fugaz aventura con Culo-Culo, pero el club albo aún lo niega.

[editar] Carrera periodística

En 1962, después de haber intentado hacer carrera como actor porno, decidió hacerse comentarista de deportes. O, más bien, sentarse a toser y hablar incoherencias, durante 50 años, junto a grandes periodistas de la talla de Pedro Carcuro, Fernando Sobalaprieta, Patricio Yáñez, Jorge Huevia, Juan Cristóbal Guareno y Pedro Carcuro.

[editar] Muerte

El Sapito partió al más allá en una fecha que es sinónimo de paz, justicia y solidaridad no sólo en Chile, sino también en el mundo: 11 de septiembre. Algunos creen que lo hizo para opacar la muerte de Raquel Correa.

Más tarde, ese mismo día, la selección chilena le rindió un sentido y emotivo homenaje, perdiendo como local en un Estadio Nacional repleto ante Colombia por 1-3.

[editar] Artículos relacionados

Herramientas personales