Stanley Kubrick

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Stanley Kubrick
Banderausa
Retrato de una obsesión
Kubrick
Ficha técnica
Dirección Stanley Kubrick
Producción Su cuñado Jan Harlan
Intérpretes Stanley Kubrick, Jan Harlan, Toba Metz, Vivian Kubrick, Tom Cruise.
Guión S.K.
Música Clásica
Fecha de estreno 1928
Género Másculino
Calificación 5 estrellas
Premios Un solo Oscar, porque otros se lo merecían más.
Cita3Si puede ser escrito, o pensado, puede ser filmado.Cita4
Stanley Kubrick dispuesto a filmar los artículos de Inciclopedia.
Cita3Es una de esas nuevas cámaras Kodak ¡Me muero de emoción!Cita4
Stanley Kubrick poco antes de realizar su primera masacre.

Stanley Kubrick es una larga, larga película que duró setenta y tantos años dirigida por el mismo protagonista de esa cinta que resulta ser el mismo Stanley Kubrick. Fue estrenada en 1928 en un humilde cinema de Nueva York, mostrando su última edición justo 666 días antes del 2001 (de verdad).

Su temática es compleja. Narra en tiempo real la vida de un director dirigiéndose a sí mismo que despega de fotografíar viejos llorones a hacer las mejores películas de la meca hollywoodense. Se caracteriza por su perfeccionismo, por el uso de la autofotografía, de la autobiografía y de la música clásica que causaba mareos en los que estaban alrededor del protagonista. Pero lo más sorprendente, es que era una película no basada, sino rodándose en la vida real. Todo esto, narrado por Tom Cruise.

[editar] Sinopsis


Originalmente había sido pensada para una sola emisión, pero proyectar más de tres cuartos de siglo en una sola cinta era un desafío técnico para los editores, así que se decidió lanzar a la vida Stanley Kubrick Parte I y Stanley Kubrick Parte II, como en El Padrino y en la peli del Papa. Se barajó una tercera parte de la saga, pero dados los antecedentes del Padrino, se optó por dejarlo estar. De esta forma, los argumentos se dividen así:

[editar] Primera parte. Carrera fotográfica

Autofoto Kubrick

Las primeras autofotos del joven Stanley.

El film se inicia con un plano americano de sus padres contemplándose románticamente bajo un sucio puente en el Bronx y algunos vagabundos con instrumentos musicales rodeando el lugar, todos ellos interpretados por Mickey Rourke. Acto seguido, la secuencia cambia para dar paso a la compleja trama de la niñez del personaje y la muy convincente explicación de por qué le quedaron los ojos así de hundidos.

Los sucesos se van desenvolviendo siguiendo magistralmente el arco del guión hasta la llegada de la adolescencia. Su padre, el tío Zully y él mismo estaban fascinados por la fotografía, pero sobre todo Stanley, que andaba de aquí para allá buscando viejos para sorprenderlos mientras tiraban monedas a las palomas del parque e introducían migas de pan en las máquinas tragaperras (típico síntoma de senilidad incipiente, con el que Kubrick pretendía capturar la fragilidad del alma humana). Al ver que las palomas las rechazaban, la frustración les invadía, y así Stanley los sorprendía saltando trás las palomas al grito de ¡Buga! ¡Buga!).

Poco a poco va descubriendo una nueva forma de ganarse la vida. Se labra un merecido prestigio como agudo observador de la triste realidad social: hombres llorando, mujeres llorando, payasos llorando, vendedores ambulantes de seguros llorando. Inspirado, visualiza a un señor viejo de un kiosko destrozado por la noticia de la muerte de... de alguien que se murió en el 45. Y lo fotografía.

La foto conmovió al mundo: los viejos dejaron de tirar monedas y comenzaron a lanzar cascotes encontrados en la calle, con el consiguiente e inevitable espectáculo lamentable de bandadas de palomas desangrándose por las aceras (gran caos en la ciudad). Stanley vende su foto por 25 dólares a la revista Look, en lo que los estudiosos de su obra consideran el momento en que se convierte en un profesional del carrete. Sigue trabajando y trabajando como una mula en pleno verano y se hace con un Gran Danés llamado Peque Ñés; lo castra, y a partir de entonces, su vida empieza a mejorar considerablemente.

[editar] Segunda parte. Cinematografía

Stanley-directing

"Si yo te digo que te limpies el culo con papel de lija, lo haces".

Cita3Repetimos. Si no te importa, Kirk, quiero una toma desde un poco más atrás.Cita4
Stanley Kubrick a Kirk Douglas.
Cita3¡Repetimos! James, mira con un poco menos de lascivia a Shelly, si haces el favor...Cita4
Stanley Kubrick a James Mason.
Cita3¡¡Repetimos!! ¡Cambiad la vela, que se ha consumido!¿Es que nadie piensa en el raccord?Cita4
Stanley Kubrick a Ryan O'Neal para que cambie una vela entre ochocientas.
Cita3¡¡¡Repetimos!!! ¡Que alguien le coloque la pestaña!Cita4
Stanley Kubrick a Malcolm McDowell.
Cita3¡¡¡¡Repetimos!!!! ¡Cambiadle la puta bombilla, que se ha fundido!Cita4
Stanley Kubrick a HAL 9000.
Cita3¡¡¡¡¡REPETIMOOOOOS!!!!! ¡Dios, este hijo de puta me matará de un infarto!Cita4
Stanley Kubrick a Tom Cruise justo antes de morir.

Decide dedicarse al cine, y comienza dirigiendo pequeños cortos en Super 8 subvencionados con las monedas que les arrebataba a las palomas de su barrio, que luego le llevan a realizar su primer filme Fear and Desire, financiado gracias a la sustanciosa póliza del seguro de vida de su padre, convenientemente fallecido en extrañas circunstancias tras sufrir la incrustación a todas luces accidental de un carrete fotográfico en el lóbulo parietal izquierdo. No obtiene tanto éxito, pero con su siguiente cinta casi alcanza la fama: Killer's Kiss, que trata sobre sus apuestas de caballos para financiar la próxima película.

Stanley Kubrick camara

Cita3Si se te quedaba mirando así, significaba que la habías cagado.Cita4
- Jack Nicholson y sus experiencias traumáticasJack petrificado .

Así, su fama, influencia y barba fueron creciendo a la par hasta que surgió la oportunidad de rodar un megaproyecto con todo el dinero que pudiese gastar, llamado Espartaco, que el director original cambió por hacer la entrega de Más barato por docena del 61' .

A partir de ahí, el estilo se define como perfeccionista y según algunos actores: "se me acurrucan las bolas cada vez que trabajo con él". Su carrera siguió en pleno auge y produjo grandes films clásicos como: Lolita, Dr. Strangelove, La naranja mecánica, El resplandor, etc. Pero donde se mostró como el más perfeccionista director de cine fue con 2001 una odisea del espacio, medicina contra el insomnio, declarada de valor inestimable para la humanidad por la UNESCO.

En todas ellas, los actores resultaban traumatizados de por vida por las grandes exigencias, incluso muchos de ellos sufrían gastritis y úlceras estomacales cada vez que el director los regañaba sin regañarlos, esto es: el Kubrick les decía de qué se iban a morir, pero nunca subía la voz, y pronunciaba tan dulcemente que era imposible resistirse a sus encantos.

Luego siguió su estapa senil. Tardó más de mil 11 años en embarcarse en lo que sería su último film, llamado Ojos bien cerrados, con actuaciones de la mayor estrella de esa década, Tom Cruise (aclaremos que Kubrick sólo había visto Misión: Imposible esa década). Curiosamente, en su afán de perfeccionismo, Kubrick insistió en representar personalmente todos los papeles de extras enmascarados de la famosa escena de la orgía en la mansión, con el fin de que los resultados fueran completamente ajustados al guión. El rodaje de la escena hubo de prolongarse durante varios meses, y el director falleció, comprensiblemente, poco después de consumar el montaje de su obra.

[editar] Películas

Artículo principal: Filmografía de Stanley Kubrick

Las siguientes son la lista de las únicas y más importantes películas del director:

[editar] Premios

Kubrick Espacio Space Freakouteyes

Fue difícil para Stanley Kubrick grabar escenas cruciales de su éxitosa película 2001: Una odisea del espacio.

Al igual que Ingmar Bergman, David Lynch, Federico Fellini, Alfred Hitchcock, Howard Hawks, Akira Kurosawa, Ridley Scott, Charles Chaplin, Quentin Tarantino y Orson Welles, Kubrick no se merecía el Oscar al mejor director, y al igual que ellos, nunca lo consiguió. No obstante, ello le permitió perfeccionar hasta la asíntota la expresión facial de "Ya me lo esperaba, me alegro muchísimo por mi oscarizado rival, lo importante es estar nominado, los voy a matar a todos con una cuchara muy pequeña". De hecho, Kubrick fue nominado en un total de catorce ocasiones para recibir alguna de las ansiadas estatuillas de la Academia, logrando llevarse a su casa solamente una de ellas, gracias a los efectos sonoros visuales de 2001: Una Odisea del espacio, por el espectacular traje de robot de HAL 9000, interpretado por Mickey Rooney. Se sospecha que durante años, utilizó la estatuilla para arrearles en la cabeza a sus apesadumbrados actores durante algunos de sus divertidos rodajes ulteriores. También se sospecha que en sus nueve últimas nominaciones, Kubrick envió un monigote relleno de poliexpán para sustituirle en la butaca.

[editar] Banda sonora

Resultan memorables algunas de las composiciones que envuelven varios de los apartados de esta gran obra cinematográfica. Abre la sinfonía el mismísimo Richard Strauss, que musicalizó al nacimiento de Kubrick con su inolvidable "Así olía Zarathustra". Además, el divino, divino drugo Ludwig Van se muestra ultraviolento y condicionante entre tazas de Chai y Lactato Moloko, Devotchkas y Baboochkas, camino de la cama y a toda velocidad por carreteras secundarias escasamente asfaltadas, cuando Kubrick, en su tierna y alocada juventud, se dejó aconsejar en materia de estilismo por sobrino del sastre de Mr. Bean, por aquel entonces aquejado de una acromatopsia severa.

Avanzando a través de la trama, y ya en la época de su célebre viaje de turismo espacial de fin de curso por los confines del espacio-tiempo, además del archiconocido poema sinfónico straussiano y del también archiconocido y también straussiano Danubio Azul, es de destacar el omnipresente acompañamiento de la composición de John Cage, 4'33", que resuena en toda su riqueza y complejidad una y otra vez como telón de fondo en todas las amenas y entretenidas situaciones que atraviesa Stanley cámara en mano, en el exterior de la nave.

Para acompañar las escenas de los impúdicos amancebamientos del director con multitudes doblemente encapuchadas en sus locos años universitarios, se eligieron los compases invertidos de un canto fúnebre transilvano sobre una adaptación de textos del afamado letrista San Juan Bautista, con su gran éxito de crítica y público titulado "El Primer Mandamiento", que sigue despachando ejemplares como si tal cosa un par de milenios después de su salida a la luz.

[editar] Ver también


Cervantes

Artículo destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada por decisión popular.

Los rumores sugieren que sus autores fueron instruidos
por el mismísimo Miguel de Cervantes.

Herramientas personales
Otros idiomas