Sven-Göran Eriksson

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Banderaméxico Este artículo tiene un chingo de humor mexicano.

Igual y no agarras el pedo de lo que habla, lo mejor es ir a México y preguntar.

Sven-Göran Eriksson se pronuncia «Sven Yoran Eriksson» y es un entrenador de telefonía celular nacido en ese país que todos confundimos con Suiza: Liechtenstein. Como entrenador se hartó de ganar campeonatos a nivel de clubes. Asimismo ha intentado sin mucho éxito amaestrar ratones verdes.

Eriksson1
Eriksson con fondo musical de trompeta que suena a «cuac-cuac-cuac-cuac»

[editar] Saga

[editar] Jumentud

Nacido en una familia sueca típicamente numerosa, Sven es hijo único. Desde pequeño su ambición era ser jugador de futbol y se puso a entrenar para lograrlo con el resultado de que....

[editar] Carrera como futbolista

....nadie recuerda maldita cosa de su carrrera como futbolista

[editar] Carrera como entrenador

Pero como entrenador ha dirigido en

Suecia En clubes como el Gotemburgo, la técnica como entrenador de Sven-Göran (¡en serio! ¡Se pronuncia «Yoran»!) consistía en solicitar ayuda de la seguridad social de Suecia para recibir una ayuda económica para poder pagar a ilegales brasileños para jugar de incognito en lugar de los suecos del club. Con eso gano algunos campeonatillos hasta que Sven se largó a

Portugal Estando desempleado, Sven se largó a las playas del Algarve a gastar el dinero que el gobierno sueco le pasaba como seguro de desempleo . Allí lo contrataron para entrenar al Benfica en una época en que el Benfica ganaba todo en Portugal aunque lo dirigiese un costal de lentejas… y Sven ganó con Benfica.

Italia Unos Italianos de la Roma se lo llevaron para que los entrenase. Allí Eriksson se dio cuenta de que en el calcio, 2+2 no eran 4, sino que 2+2 eran 1, 1-0 para ser exactos. Fastidiado de meter tan pocos goles Sven se largó tras ganar una copa de Italia (¡eh! y los de la Roma estaban más que fastidiados también con tan pocos goles).

Eventualmente algo aprendería porque después de otro exitoso tour con el Benfica, Erikson por fin logró que 2+2=1… pero para la Lazio.

Inglaterra Entrenando a la selección inglesa Eriksson aplicó lo que aprendió en Italia: meter poquitititos goles, excepto en un 5-1 a Alemania donde se metieron la mitad de los goles de los 8 años de la era de Eriksson al frente de la selección inglesa. Aunque no ganó nada con la selección los condones Durex sí ganaron una fortuna con otra cosa que Eriksson aprendió de los italianos: no parar de fornicar.

México

TinErik
Desafortunadamente Sven no fue el hombre de hierro que necesitaba el futbol mexicano

Jorge Vergara, propietario de las Chivas quedó encandilado con la cantidad de goles que los ingleses metieron con Sven como entrenador: 9 goles, o sea más del doble de lo que la selección mexicana había metido en 8 años. Por lo que sin avisarle a nadie lo contrató sólo porque Eriksson le agitó cuentecitas de vidrio frente a los ojos. Naturalmente todos los malinchistas de ESPN (léase José Ramón Fernández) quedaron extasiados ante la noticia de que un blanco iba a educar a los salvajes. Claro, no era español, pero nadie es perfecto.

Primero los ingleses le regalaron un muñeco inflable igualito a él para calmar su sed de fornicación. Pero el muñeco salió flotando por la ventana ya en México y fornicó al Tuca Ferreti, entre cámaras y risas. Y Sven se enteró de lo que deveras era meter poquititos goles. Ni Nery, ni Gio, ni Vela, ni nadie parecía tener el empeine bien formado porque los balones iban disparados p’arriba siempre que pateaban a gol. ¡Mascalzone!

Cuando volteó para preguntar a Vergara si no estaban los jugadores dopados con ese jugo Omnilife que les daban, Sven descubrió un puñal en su espalda que marcaba el final de su era en la selección de México. José Ramón Fernández gritó indignado a los 4 vientos triste porque que no dejaron a Sven el suficiente tiempo para poder hundir por completo a México. Digo, mejor ver el mundial en casa con un europeo al timón que demostrar que se había equivocado de cabo a rabo.

Los problemas de Sven fueron los pronosticados por los que se opusieron a traerlo a México, a saber:

  • ) La Venganza de Moctezuma
  • ) Las prostitutas jamás tienen cambio de un billete de a $1000ºº
  • ) Los futbolistas mexicanos se confunden si no se les trata como niños chiquitos
  • ) Los futbolistas mexicanos creen que las líneas blancas frente a las porterías son para pegar saltos y caer al suelo
  • ) Los futbolistas mexicanos miden en promedio menos de 1.95 ¡increíble!
  • ) Los futbolistas mexicanos tienden a debatir con el árbitro los méritos de marcar una falta durante diez minutos
  • ) Los futbolistas mexicanos tienden creer que el Estadio Azteca es la póliza de seguro para ir al mundial
  • ) Los futbolistas mexicanos, ganen o pierdan tras un partido, se largan después a celebrarlo, dejando a la ciudad libre de las prostitutas tan necesarias para Sven
Eriksson2
Eriksson explica mediante señas la enorme razón de su éxito con las mujeres

Pero la gestión de Sven al frente de la selección mexicana no fue un fracaso, no. Haga Ud. El favor: 3 o 4 millones de dólares ¿por seis meses de «trabajo»? ¿Cuál fracaso? No… ahora Sven-Göran (¡Que sí se pronuncia «Yoran», hombre!) puede pagarse las mejores prostitutas para que lo acompañen al mundial y le sobra para condones los próximos 15 o 20 años.

Herramientas personales