Teófago

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Gatito.jpg ATENCIÓN: Este artículo puede poner su alma en peligro
Cada vez que alguien lo lee, Dios mata un gatito.
Dios1.png Dios quiere que este artículo sea condimentado
Agrégale un poco de sal, pimienta o ajo a elección.


¡Bon apetit!


Conalbondigas.jpg

¡Dios! ¡Qué delicia!

Cita3.pngEstá muy caliente, se me quema la lengua.Cita4.png
Un adorador del Sol negándose a practicar la teofagia.
Cita3.pngAl final me cago a Dios.Cita4.png
Un teófago explicando los mecanismos de su sistema digestivo.

Dícese de todo comensal que se devora un buen plato de espaguetis con albóndigas.

[editar] Historia

La primera mitad de la teofaguía, es decir, los espaguetis, surgen en Europa a partir de las travesías del viajero, explorador y crítico de cocina internacional Marco Polo, que trajó el divino alimento de la China por primera vez en 1218 D.C (Después de Comer). La segunda mitad, es decir, las albondigas, surgen en Europa a partir de la vaca. Se mata a la vaca, se le quita la carne, se la pica en pedacitos, se muele y se amasa en forma de pequeños cuerpos esferoidales.

En el año 1316, tras el Concilio de Pesto, el pontífice pastafari, Tallaricto XVI promulgó una encíclica que estableció la ingestión de espaguetis con albondigas como el único sacramento pastafari. Como consecuencia cientos de miles abandonaron la herejía católica por la verdadera y sabrosa fe. Se cree que fue entonces cuando surgió la frase "me cago en la hostia", con la cual el populacho expresaba su preferencia por el bocadillo pastafari. Los católicos intentaron convencer a la plebe que no hay por qué comerse al padre cuando te puedes comer al hijo que es mucho más jóven y más tierno, pero no tuvieron demasiado éxito.

[editar] Teófagos en la mitología

Cronos3.jpg

No me mires así, igual no te pienso convidar.

Cita3.pngYo sólo me como a mis propios hijosCita4.png
Cronos sobre las ventajas de la cocina casera en el control de la natalidad.
Cita3.pngA veces los tengo que esconder en Creta para que no se los devore a todos, el muy glotónCita4.png
Rea sobre cómo hacer que tu marido se mantenga a régimen.

Según la mitología griega el manjar de los dioses no era otro que ellos mismos.

[editar] Recetas

Cita3.pngPor mí que el agua la bendiga el mismísimo San Pedro, pero a mí a Dios me lo sirve con un buen cabernet sauvignon.Cita4.png
Un teófago discutiendo con el sacerdote camarero.

Dios con queso. Ingredientes: Un kilo de devoción, cuarto vaso de amor, una cucharada de espiritualidad, espaguetis, albondigas y queso rallado. Preparación: Se rezan quinientos padres nuestro de rodillas y el plato cae listo del cielo en 25 minutos. Si lo prefiere con más queso rece algunos padres nuestros extra.

Vacarbacoa. Tómese una vaca hindú por los cuernos. Colóquese encima de unas brasas durante cuatro horas. Si se resiste, péguesele con un mazo en la cabeza varias veces. Degústese acompañado de salsas varias.

[editar] Digiérase también

Hostia Burger.png

Últimamente han proliferado las cadenas de comida rápida especializadas en la teofagia.

Herramientas personales