Tequila

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3Agua de las verdes matas, tú me tumbas, tú me matas, tú me haces andar a gatas...Cita4
— Poeta, o borracho (bah, es lo mismo), sobre el Tequila.
Cita3tiri tir tequila tiri tir tequilaCita4
Canción rock instrumental sobre esta bebida.
Cita3Pinche borrachoCita4
Tu mamá sobre tu relación con el tequila.
Cita3Un té de quilaCita4
Tu papá sobre tu relación con tu madre.
Borrachos tequila

-¡Compadre, vamos a chupárnosla!
-Sale ¿Y la botella es pa' darnos valor?

El tequila es una legendaria bebida tan típicamente mexicana como el mariachi, los chihuahuas o el Chapulín Colorado. Es un néctar mágico que puede transformar a las mujeres más poco agraciadas, en símbolos sexuales latinos dispuestos a todo; puede cambiar a los débiles enclenques que leen páginas humorísticas de internet a machos envalentonados y viriles que hagan uso de su testosterona para conseguir a su mujer deseada; e incluso llega a convertir a quien ya era un machote, en una persona sensible que acepte sus preferencias sexuales y le de la honestidad para darse de besitos con su compadre.

Extraído del corazón mismo de México, que obviamente no es la Ciudad de México, ciudad pecadora, sino del pueblo llamado Tequila, en Jalisco[1]. Hecho a base agave azul, nombre bonito para una planta verde, y con denominación de origen, es decir, el Tequila para llamarse así tiene que ser fabricado en Jalisco, Michoacán o Tamaulipas, pero si se hace en cualquier otra parte, entonces ya no puede llamarse tequila, sino bazofia.

[editar] Del origen al boom del tequila

[editar] Los pueblos indígenas y la conquista

El abrazo Tequila

Te quiero un chingo carnal, hip.

La historia del tequila ha sido bastante discutida en bares del mundo, sobre todo por el Dr. Etilio y el Dr. Empédocles que, gracias a ser tan chupadores, lograron dar seguimiento al origen de esta bebida hasta la Prehispania clásica, en el reino de Xalisco. Los toltecas (los mismos que adoraban a los cabezones) inventaron este producto ante la amenaza de Tláloc (su dios de las lluvias, de los ríos, de los lagos y de los regadores de césped automáticos) que inundaba sus residencias con constante regularidad. No había uvas, ni cañas ni cosas decentes para hacer alcohol, sólo había una planta asquerosa llamada agave, pero al destilarlo con algo de magia y mezclarlo con su propio sudor y sangre[2] resultó el tequila, que le fue ofrecido mañosamente a Tlaloc en una fiesta, perdiendo éste el conocimiento y despertando desnudo en una bañera y sin sus riñones.

Cuando las finísimas personas, que conocemos coloquialmente como españoles, llegaron durante la Conquista a imponer a su violento y vengativo mesías la verdadera religión, se percataron que los pueblos indígenas tenían su propio trago religioso. Rápidamente pasó a ser disfrutado por el entonces explorador a cargo Álvar Núñez Cabeza de Buey a quien le dieron a probar, al día siguiente despertó con dolor de cabeza, la boca seca y un megalito de 6 toneladas clavado en el orto. Aún así Álvar no se desanimó y llevó el destilado a la mera capital, Tenochtitlan. Al contrario de lo que dice la historia oficial, Hernán Cortés y Moctezuma sí habían alcanzado la paz y la cooperación entre los pueblos. Sin embargo, para desgracia y beneplácito de la humanidad, llegó el tequila. Nadie sabe que pasó esa noche, lo que se sabe es que es que muchos aztecas despertaron muertos, y otros simplemente no despertaron, mientras Cortés se había hecho del penacho de Moctezuma. A esa fecha se le conoce como "La caída de Tenochtitlan", y a partir de ahí todo fue un reverendo desmadre.

[editar] La colonia y el México independiente

Conspiración de Queretaro

Empezó como una fiesta y acabó como una conspiración.

Fueron 300 años de colonia, en donde la Santa Iglesia, Católica, Apostólica, Alcohólica y Romana prohibió el uso del tequila por considerarlo contrario a sus dogmas y a su exportación de vino de consagrar del vaticano a los territorios de ultramar. Por supuesto, los indígenas guardaban el tequila junto con sus santitos-dioses de la muerte prehispánicos en altares ocultos, embriagándose todos los días para aguantar la chinga, aunque los que no trabajaban también se echaban sus pegues en solidaridad. Poco a poco los criollos que fueron haciéndose amigos de los indios descubrieron el bienestar que el tequila puede causar, el caso más sonado es el del cura Miguel Hidalgo que una noche estaba con sus compas, se tomó unos caballitos y cuando menos esperó ya estaba encuerado en San Miguel pegando de gritos en el campanario.

El tequila fue el mejor compañero durante la independencia, igual siguió siendo bastante bueno durante la Intervención Norteamericana en México, cuando el ejército estadounidense entró a la Ciudad de México, y al sentirse mexicanos (como si tuvieran tanta suerte) se pusieron zarapes, botas, se comieron un cabrito al carbón y unos tequilas, lo importante es que de la cruda no pudieron hacerse con todo el territorio, sino solamente de los estados de Texas, California, Nuevo México y Arizona, estados lastres para México que limitaban el desarrollo del país y estuvo mejor que se fueran.

[editar] Siglo XX

Cuervo José

José Cuervo, el rey del tequila.

Personajes como Xavier Villaurrutia, Diego Rivera, Gabriel Zaid u Octavio Paz le deben todo al tequila (excepto al último que luego prefirió el champange el muy malinchista) que los hacia ver visiones y luego pintarlas, escribirlas o defecarlas, generando las mayores obras artísticas del siglo.

El boom del tequila se dio hasta el año 1992, cuando la bebida dejó de servirse en sucias cantinas de Guadalajara y de Garibaldi, para ser explotado como producto internacional gracias al espacio que dejó la URSS y su vodka. - ¿Quién necesita petróleo cuando tienes tequila? - se escuchó decir al presidente Carlos Salinas mientras privatizaba la industria petrolera e invertía en el tequila, para enviarlo a todo el mundo.

Así, a partir de los años 90's del siglo pasado, se inundó al mercado global con este elixir tan sabroso que sólo las lágrimas de dios con limón y sal podrían saber tan bien. Se llegó a Sudamérica, a desplazar al pisco, incluso las margaritas desplazaron a las piscolas; en Europa ya nadie quiere vino de mesa, sólo se lo dan a sus bebés en sus mamilas y a los gatos para marinarlos; en Japón el saque ya no se recuerda, y ni hablar de Corea, donde las familias se reúnen cada noche a ver El Chavo del Ocho bebiendo tequila puro.

[editar] Elaboración

Tequila chamucos

Tequila chamuco, producido por fantasmas de Comala. No apto para fundamentalistas cristianos ni embarazadas.

No cualquiera puede elaborar tequila, se necesita tener un Doctorado en bebidas alcohólicas regionales obtenidas por destilación de de Agave tequilana weber variedad azul, extraído en las instalaciones de la fábrica de un Productor Autorizado la cual debe estar ubicada en el territorio comprendido en la Declaración, si alguien que no tiene el título y decide de todos modos preparar el tequila, se le meterá a la cárcel, se cerrará su celda y la llave será tragada por el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera en turno, con un poco de crema y salsa.

Pero veamos qué se requiere para la preparación de tan portentoso producto que resulta tan nocivo beneficioso a la salud: en primer lugar definamos lo que es una bebida alcohólica:

Bebida alcohólica: (f) lo que se bebe y que lleve alcohol, p. ej. el vino, la cerveza, la sangría, el perfume, el ethanol con agua de la fuente, etc.

Así que tenemos que hacer que el tequila no sólo sea delicioso, sino que deje al consumidor como una cucaracha fumigada. Para ello debemos hacer que la sustancia de la que lo hagamos (que originalmente se llamaba Agave lechuguilla mexicana azulada jalisciense, pero que para términos más prácticos llamaremos esa madre o agave) se fermente lo suficiente para soltar sus jugos prohibidos. Primero hay que cortar el agave o mandar a tus esclavos campesinos a cortarlas, luego se tienen que pelar, pero lo más importante es lo siguiente, que solamente los que son doctores en tequila pueden saberlo, pero contiene químicos, enzimas, azúcares simples, bailarinas a gogo, música de José Alfredo Jiménez, armadillos amaestrados sobre pelotas y fuegos artificiales dentro de las fábricas tequileras.

[editar] Tipos

Tequila chihuahueño

A todos les gusta el tequila.

  • Blanco: es el que se obtiene a partir de agave caucásico que parece agua, pero más limpia y refrescante. No se le tiene que hacer mucho, solamente sale de las barricas y lo meten a las botellas sin mayor trámite. Éste es el que más le gusta a los charros y a los cuervos.
  • Extra añejo: es el que se deja madurar dentro de un árbol de roble blanco tapado con un corcho, cuando menos 800 años, desde la época de las cavernas prehispánicas, lo que lo vuelve un poco más costoso, pero lo vale a pesar de los hechizos maléficos de los chamanes (que acá entre nos, hasta lo hacen saber mejor). Su color va desde el dorado, hasta el ámbar oscuro, pasando por un multicolor que se hace cuando el agave crece junto a su prima, la cannabis.
  • El joven u oro, el reposado y el añejo son la misma burra, que se añejan desde un día hasta años, para que agarren ese sabor a viejo (del que tanto nos gusta lamer de los ancianos), y que sirven tanto para emborracharse, para empedarse, para embriagarse, para alcoholizarse y para mojar el gaznate, cada cual con su diverso acompañamiento.
  • El pirata es el que el sujeto del barrio ya sabes cuál hace en su bañera, mezclando aguardiente barata y gasolina y embotellándolo con etiquetas como Principe charro, El vitor tequila's, o Tequila morirás.

[editar] Formas de beberse

  • Paloma: una paloma sin tequila es un ave que se caga sobre ti, sobre mí y sobre el auto recién encerado. Una paloma con tequila es una bebida más bien deliciosa, que se obtiene mezclando tu tequila favorito (o para el que te alcance el dinero, aunque sea para ese horrible cien años) con refresco de toronja, ponerle hielos y agitarla hasta que te ponga bien ebrio. Algunos deciden ponerle más emoción e incluso la escarchan con limón y sal y lamerla del vaso seximente[3].
  • Tequila sunrise: el tequila sunrise es un aperitivo que se puede servir en la tarde o en la noche, aunque al señor Lula le gustaba para desayunar. Para su preparación se puede usar una licuadora o una coctelera, y con más imaginación un mono amaestrado con una botella con corcho, pero lo importante es que no tiene mayores dificultades. Se pone en la coctelera o en la licuadora o se le da al mono el jugo de naranja (valenciana, por supuesto), el tequila y los cubos de hielo. El líquido se vierte en un vaso, se añade la granadina, una rodaja de la naranja y se bebe a fondo, hasta completar dos litros en el estómago. Excelente para no enfermarse por tanta vitamina C.
Tequila-chica-guapa

Ya sabemos que bebió el de la película Amor ciego.

  • Margarita es el cóctel mexicano favorito de las señoritas y de los inciclopedistas que gustan de conservar su habilidad de reconocer el abecedario. Es básicamente un tequila joven, diluido en un triple seco y algo de refresco de limón. Tendrás suerte de que si te ven que lo tomas no te llamen "Lady <inserta tu nombre aquí>".
  • Vampiro: un exquisito no muerto ensangrentado, que llevándolo al ámbito de los cócteles, resulta igual de provocador y sexy, pero lamentablemente no se transforma en mamífero volador. Para preparar el vampiro hay que conseguir sangrita (si no hay, pues tendrá que ser sangre), algo de jugos y a mezclar todo. Eso sí, no use ajo.
  • Charro negro: hay momentos en la vida en que se acaba el refresco de toronja y sólo queda una Coca Cola, pues eso, estando tan ebrio no sabe tan mal.
  • Mopet Bebida de moda en los años 90 en los antros mexicanos, consta de tequila, refresco de limon o toronja con harto gas, se mezclan los ingredientes en un vaso pequeño y se golpea contra la mesa tapandolo con una servilleta, bebiendose inmediatamente; ideal para platicar con el "mostro" despues del cuarto vaso.
  • Solo: el tequila para disfrutarse debe tomarse solo si uno es lo suficientemente egoista para compartir, sin agregarle más que limón en vasitos tequileros y escuchando un mariachi en vivo con canciones de José Alfredo Jiménez y gritar ajajajajajajay.

[editar] Gusano de maguey

Los gusanos de maguey son unas larvas de mariposa autóctona, y se cree son las almas de los antepasados que tanto quisieron nuestra tierra, lo que no evita que los campesinos los vendan a las empresas tequileras a dos pesos cada uno para que los echen a las botellas de tequila y darles ese aspecto recio del campo mexicano. Los gusanos viven al fondo de ciertas botellas, donde sobreviven bebiendo el tequila, hasta el momento en que la botella es comprada y consumida por los borrachos finos consumidores del producto, y cuidadosamente masticado por los que tienen experiencia y escupido por las nenazas que no saben de gastronomía.

[editar] Efectos de el tequila sobre el individuo

192px-Star of life2 Advertencia: Inciclopedia sí da consejos médicos (no como Wikipedia), gracias al gentil auspicio del
Dr. Leandro Gao y su staff de enfermeras.

Médicamente, el tequila proporciona grandes beneficios para la salud, en primer lugar elimina todo dolor físico y moral, pero eso es otra cosa. Cualquier golpe, fractura, ausencia involuntaria de riñones o cosas extrañas en orificios varios dejarán de molestar con las dosis adecuadas del producto.

Psicológicamente ayuda también, pues como ya se ha dicho, libera las hormonas, y esas cosas que las personas tienen en el cerebro, volviendo valientes a los cobardes, honrados a los mentirosos, religiosos a los sacerdotes, mujeres a los hombres y académicos a los albañiles.

[editar] Ver también

[editar] Referencias

  1. donde su gobernador de facto lo ha mantenido limpio y puro y donde todos se han quedado dentro del clóset, donde deben estar.
  2. Que luego mejor se utilizó sal directamente
  3. Incluso el padrecito se toma la paloma así intentando seducir monaguillos


Vicente Fox Artículo Mexicano Destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada Mexicana por el pueblo.
A los que votaron por esta chingonería les daremos un chesco y una torta a la salida.

Cervantes

Artículo destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada por decisión popular.

Los rumores sugieren que sus autores fueron instruidos
por el mismísimo Miguel de Cervantes.

Herramientas personales
Otros idiomas