The Nightmare Before Christmas

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Kyle1.png Este artículo contiene material extremadamente EMOsexual
Córrete el flequillo hacia un lado para que
puedas leerlo con ambos ojos. Después, puedes
sentirte libre de cortarte las venas a gusto.
2006 nightmare before christmas in disney 001.jpg

Jack, creando tendencias Necrofilias, desde 1993.

The Nightmare Before Christmas es, sin duda, la obra más conocida del célebre director Tim Burton a pesar de que ni uno solo de los fotogramas de la película ha sido dirigido por él.

Este film, conocido en hispanoamérica como El Extraño Mundo de Jack y en españoeuropa como Pesadilla antes de navidad fue dirigido por Henry Selick ¡qué no, coño, que ya te he dicho que no es de Tim Burton! Y narra las peripecias de Jack Skellington – un hombre flaco como un esqueleto que ostenta el título de Rey del Mal – en su afán de apoderarse de la fiesta más terrorífica y oscura de todos los tiempos: la Navidad. Para ello, el pobre difunto se ve obligado a enfrentarse al violento y obeso Santa Clavos en una bacanal de sangre y destrucción que pasa totalmente desapercibida gracias a la ocurrencia de Selick de disfrazarlo todo con unos cuantos acordes a modo de musical.

[editar] La Gestación de Halloweentown

Calabaza.jpg

El cultivo de la calabaza era un gran negocio en Halloweentown.

Toda la idea proviene de la infancia del bueno de Tim Burton, en la que se vio afectado por el mal conocido como el Síndrome de la Calabaza. Esta dolencia psíquica causa en aquellos que la padecen un efecto muy particular, y es la obsesión con las calabazas (¿inesperado? Seguro que sí). El resultado varía dependiendo del grado de demencia aflicción del bicho individuo en cuestión. Esta enfermedad empujó a Tim a dirigir y/o producir James y el Melocotón gigante, en la que el protagonista es llamado Pumpkin King, lo que traducido al noble castellano sería Rey Calabaza.

Lo más curioso es que los traductores también tenían esta enfermedad, y cambiaron “Rey Calabaza” por “Rey del Mal”. No hace falta explicar qué clase de trastorno les había provocado el ya mencionado Síndrome de la Calabaza.

[editar] ¿Aún no la has visto?... No te preocupes, la Inciclopedia te la canta

Si eres uno de los afortunados poseedores de un video beta y vives en un pueblo sin cine ni carretera transitable ¡no importa!, tú también vas a poder disfrutar Pesadilla antes de Navidad porque la Inciclopedia te quiere tanto que está dispuesta a contarte la historia y amenizártela con dulces melodías.

[editar] Así empieza todo

Advertencia: Esta sección contiene detalles de la trama y el argumento; si eres tan rarito que prefieres leer el libro o ver la película antes, no te recomiendo que leas esto.

En la luminosa y resplandeciente ciudad de Halloween unas criaturas horrorosas, como Mickey Mouse pero en versión gore, cantan cuán felices son haciendo el mal y celebran la noche de difuntos con crueles bromas y regalos escatológicos. Para que te puedas hacer una primera imagen mental, has de saber que las criaturas son – entre otras – vampiros elegantes, personas deformes, familias disfuncionales y sexys muñecas de trapo con muy pocos trapos encima.

Jack Skellington, el rey calabaza y héroe de la ciudad, del que podemos decir que es algo anoréxico, que la mayoría de la ropa que usa es talla 0 o menor, y que se jacta de ser el más malo de los malosos y un esqueleto que le habla a una cabeza (como Hamlet, pero mejor), se lamenta entre los árboles muertos del oscuro cementerio porque un año más no puede dar rienda suelta a toda su maldad...

Jack Skeleton.jpg

¿Qué le pasa a Jack? ¿Qué le pasa a Jack? Antes era gordo ¿Qué dieta usará?

Nadie puede negar
que me cuesta mucho engordar
vomitando no hay quien me pueda ganar.

En desayunos, ni en comidas ni al cenar,
el mejor sé que soy sin quererlo,
una pizza muy pequeña y me tengo que purgar
lavativas, y laxantes y ¡al rosal!.

Mi esqueleto se ve, no me tomo ni un té
mucho menos las pastas que vienen con él,
pero año tras año nada va a cambiar
y me canso un poco, ¡no puedo aplastar!

Yo, Jack, el rey del mal
estoy cansado de transparentar

Y es que muy dentro en mi interior
quisiera ser un aplastador.
¡Qué sensación, en mi corazón!
¡quiero pesar como un camión!

Soy un raquítico, casi bidimensional,
la Beckham me podría envidiar.
Quiero estar muy obeso y tener grasa hasta en los dientes,
¡quiero aplastar a indigentes!

Como ya estoy muerto, yo me arranco la cabeza
y se la lanzo pero ¡no pesa!
No hay hombre ni animal al que pueda aplastar
lo intenté con una pulga y rompí un dedo.

Ni tu me podrías comprender
pues el rey de marfil de esqueleto gris,
se quiere hinchar, si supieran la verdad
dejaría el reinado pa’ comerme un helado.

Tengo vacío el congelador
y necesito salchichón.
la fabada me ayudara
con su compango, a engordar.

[editar] Christams town

Skull.jpg

La clásica y graciosa imagen de Jack Santa Claus

En sus delirios, de deliciosa locura y hongos alucinantes, Jack se dirige a seguir torturando con sus canciones a los animales del bosque hasta que se le hace de día, se quedó dormido mientras caminaba y cuando despierta está perdido. Mmm, los dulces minutos antes de recordar por qué ha estado caminando por el bosque de noche, ¡ah sí! Porque estaba sufriendo. Al intentar suicidarse emparedándose en un árbol, resulta que cae por una elipsis espacio-temporal causada sin duda por un extraviado condensador de fluzo lo teletransporta a la Ciudad de la Navidad donde reina el pérfido Santa Clavos. Jack, maravillado, vuelve al pueblo y les cuenta a todos sus sobredosis de setas experiencia navideña.

Logo aTunes.png aTunes alberga una
canción (sí, no más)
sobre The Nightmare Before Christmas

¿Qué es? ¿Qué es?
Unas luces de horror.
¿Qué es?
Un frío del copón.
¿Qué es?
No creo lo que veo ¿Estoy fumando?
¡No lo sé! ¿Qué coño es? ¡Joder!

¿Qué es? ¿Qué es?
Algo me hace gritar ¿Qué es?
No saben entonar ¿Qué es?
Las calles están llenas de babosos.
Todos ríen sin cesar ¿Es que estoy loco?
Debe ser por el napalm ¿Qué es?

Los niños tiran piedras, petardos y torpedos,
y se hacen mucho daño, se han roto todos los huesos.
Las gentes se abrazan, muestran su falsedad;
ayer se daban de hostias, pero ¡hoy es Navidad!

Ahí va ¿Qué es? El muérdago colgó.
¿No ves? Se besan con horror.
¡Mirad! Familias reunidas se critican mientras comen el turrón.
¡Que horror!
¿Qué es? Aquí, el árbol puedo ver.
¿Por qué? Más contaminación.
¡fatal! Es todo consumismo, hay adornos relucientes, y belenes de hojalata,
me parece una horterada, ¡sí señor!

Tim-burton.jpg

Burton (en modo Dios) moviendo los hilos invisibles de ese extraño mundo de Jack


Es un horror, es un horror, me empieza a dar un estertor ¿Qué es?
¿Qué es? ¡Joder! Es hora de dormir
¿¡Por qué me metería speed!?
No me duermo ni queriendo y esto da asco
no soporto tanta mierda, tantas luces, villancicos... ¿Qué es?

Falsetes, asonancias, desafines sin cesar.
¿Que le pasa a esta gente que todos cantan tan mal?
Algunos en el parque se empiezan a emborrachar;
y todo huele a whisky, gasolina y a ron-miel...

¡Hedor, sopor!, hay a mi alrededor, ¡y yo! me apunto al botellón.
Jamás, podría imaginar ¡tanta atrocidad!
¡Te odio, Navidad!
¡No quiero más, no más, no más, tened piedad que acabe ya!.
Quiero beber y olvidar el sentimiento que encontré.
Oh ¿Por qué?

[editar] La preparación de la fiesta y el terrible desenlace

Esa misma tarde, en Halloween, los aldeanos se preguntaban dónde coño estaba su rey, ya que había que destapar un caño de lavabo y a nadie más le cabía la mano en las tuberías, pero Jack llegó con otras intenciones, y... ¡con algunos kilos extras!

Explicó como apoderarse de la fiesta de Navidad y quitarle lo apestoso y comercial que había resultado (con la idea firme de quitar esa celebración de las garras de la Coca Cola), pero lleno de alegría y de calorías por los pasteles, el pavo y un millón de porquerías más relativas a esas fechas.

Para ya no cantar otra vez, que nuestro poeta está cansado de buscar rimas, diremos que Jack se apropió de la Navidad, a los niños les regaló patos con dientes filosos, cabezas cortadas y tarjetas de crédito, con lo cual todos fueron felices, no así Santa Clavos, el cual bajo los prejuicios de que los esqueletos deben ser delgados, decidió arruinar el nuevo modelo de felicidad y en una épica contienda sobre el cielo de una ciudad, un ángel de piedra ayudó a matar a Satán Claus y la navidad fue Halloween para siempre (cuando menos eso es la versión censurada, y, por tanto, la buena).

[editar] Personajes

Jack skeletington.jpg

Este tío es capaz de hacer que hasta el gótico más duro llegue al éxtasis.

Sin duda, Tim Burton es el mayor personaje de la peli, así como de casi la totalidad de la faz de la tierra. Al margen de él, hay otros tipos cuya curiosa apariencia merece de una reseña de este artículo. Al principio los productores pensaron que lo mejor sería hacer la peli en show motion... Pero después de ver la factura de la plastilla y de lo lento y aburrido laborioso que debía ser eso decidieron hacerlo con personas de poca carne y mucho hueso y algún que otro barrilete. Entre ellos, destacan los siguientes:

  • Jack Skellington Skeletington: Rey de Calabaza (Rey del mal para los afectados por el ya célebre síndrome). Es el prototipo del superhombre emo, de brazos, piernas y tronco del mismo grosor, similar al de un palillo de perfil. Es vox populi en Halloweentown que consiguió su envidiable figura mediante la extirpación de varios huesos y el 90% de carne y órganos, que estando muerto, ya no eran tan necesarios.
  • Sally: muñeca de trapo. Su papel en la película es de una muñeca sexual está limitado a mojar las enaguas de fluidos al ver a Jack, a intentar asesin dormir a su creador, otro perturbado.
  • Oogie Boogie: El malo malísimo de la película, a pesar de su adorable nombre. Fundador de Las Vegas para muertos, al final descubrimos que no es más que un puto saco de bichos (una mierda de malo, pero cosas peores se han visto).
  • Santa Clavos: versión beta del malvado Santa Claus de Futurama. Como aún no se dominaba la metalurgia del hierro, está hecho de trapo.
  • Los tres niños de los cojones ligeramente pesados (¿pesados? No, niños de los cojones): No hacen más que recordarnos en toda la película lo malos que son, y mientras esteras que de una vez por todas cometan alguna maligna fechoría, rescatan a los buenos: WTF?
  • Zero: Perro de Jack. Años más tarde, Coca-cola se inspiraría en él para una nueva variedad de su refresco, que compartiría el nombre por tener también su misma sustancia.

[editar] Impacto en la Sociedad

Korn-Issues-Frontal.jpg

El hijo de Jack y Sally se ha hecho famoso a su manera

Al principio, y a pesar de toda la publicidad, la película no logró ganar más de 5 dólares y una calabaza llena de golosinas en su primer fin de semana, a pesar de que superaba las demás películas de Disney, era poco para Burton. Sin embargo, el tiempo y las descargas ilegales de la cinta en internet, se fue ganando público que la considero obra de culto, especialmente los fabricantes de souvenirs que no perdieron la oportunidad de hacer toda clase de mercancías con la cara de Jack y el trasero de Sally. Actualmente Burton es multimillonario debido a las regalías que los mercaderes, productores y escuelas de medicina pagan por el uso de los esqueletos sonrientes.

Otro gran impacto en la sociedad es que hasta en la famosa Inciclopedia se creó un userbox para los frikis usuarios que se deleitaban con la peli (¿peli no os suena rarito?).

En cuanto a la gentuza de a pie, la estética de la película se hizo notar en grupos tan amados por toda tribu urbana como los emos, o por gente tan alegre como los góticos. Numerosos artistas y sociólogos han calificado la obra como un canto a la vida, y a sus seguidores, tras diversos exámenes psíquicos en los que la tasa de suicidio no superó el 92%, de personas perfectamente cuerdas.

[editar] También, ver también

Herramientas personales