Toros Neza

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Toros de Mi Nezota
Toroneza.jpg
Muuuuuuuuuuuuuuuuu
Nombre completo Clup Aclético Toros de la Banda de Ciudad Neza.
Creación Por un señor que hizo bueyes a los nezatlenses.
Liga Inició jugando en la Primera División de la Liga de Nacos Futboleros, pero ya lo mandaron a la liga deLa Chingada o Liga de Ascenso, que es lo mismo.
Presidente Un señor que tenía muchas agencias de carros donde vendía vochos a precios de Mercedes.
Entrenador Julián López el July.
Año de fundación Hace muuuuuuuuuchos años
Estadio Neza 86
Posición En diferentes carnicerías, asadores y taquerías
Color del Equipo Color del Equipo Color del Equipo
Color del Equipo
Color del Equipo
 
Color del Equipo Color del Equipo Color del Equipo
Color del Equipo
Color del Equipo
 


BanderaMéxico.png Este artículo contiene un chingo de humor mexicano.

Igual y si no le agarras el pedo, lo mejor es ir a México y preguntar, pero si no entendistes el nahuañol de los mexicanos, ya te chingaste.

Cita3.pngMuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuCita4.png
Esposa de Antonio Mohamed dándole algunas recomendaciones antes de jugar
Cita3.pngMira que la vida no es eterna, en cualquier momento nos olvidaCita4.png
Saúl Hernández sobre Toros Neza
Cita3.pngSin duda, este equipo ha llegado muy lejosCita4.png
El presidente del equipo cuando se fueron de vacaciones a Europa
Cita3.png¡¡¡Toooooooriiiiiitoooooooooooooo!!!Cita4.png
Pedro Infante cuando descendió el Toros Neza
Cita3.png¡¡¡¡¡Toooooooooooooriiiiiiiiiiiiitoooooooooooooooooooo!!!!!Cita4.png
Pedro Infante y la banda de Ciudad Neza cuando desapareció el equipo
Cita3.pngVaca el último que llegueCita4.png
Enrique Meza cuando dirigió a Toros Neza, antes de los entrenamientos para que no lleguen tarde

Uno de los equipos mas pintorescos en la historia del fútbol mexicano. Fueron conocidos por pintarse el pelo con colores chillantes antes de una final de Primera División, por ponerse máscaras de Jalogüin antes de los partidos y por agarrarse a trancazos contra unos negros con el apoyo de la banda de Mi Nezota.

Herederos de las glorias del Coyotes Neza, fueron los hijos consentidos de Neza York y el equipo favorito de las Víctimas del Dr. Cerebro. Fueron los míticos Toros-Neza.

Era un equipo de fútbol que jugaba de la manera como lo hacen los niños cuando están en la primaria: todos, excepto el portero, van corriendo atrás de la pelota y se van al ataque, dejando descuidada su propia portería. Ese estilo de juego tan patético y dinámico provocaba que los Toros Neza dieran sendas goleadas de 10 a 0 contra un equipo importante, como el América o el Guadalajara, y a la siguiente semana fueran goleados 10 a 0 por el equipo más malo del torneo, como los extintos Toros de Celaya o los Camoteros del Puebla.

Fueron conocidos también como las Vacas Locas de Neza y los Red Bulls, aunque estos bueyes no tenían alas.

[editar] Historia

Todo inició cuando un monosabio (el intendente de una Plaza de Toros) tenía a su cargo el mantenimiento de 22 toros que iban a utilizarse para la primera corrida de la temporada grande de la Plaza de Toros México. Al estar limpiando el estiércol del piso, el monosabio necesitaba sacar a los toros. Los quiso trasladar al ruedo, pero el muy animal se equivocó y les abrió la puerta al tunel que conecta la Plaza México con el vecino Estadio Azulgrana (hoy Estadio Azul). A mitad de la cancha del Azulgrana había un balón de futbol que había quedado de un partido que perdió el Atlante y los Toros empezaron a corretear la bola.

Se armaron dos equipos y empezaron las retas entre los bureles. El monosabio los observó y se dió cuenta que jugaban mejor que el Atlante de sus amores (el intendente era azulgrana). El monosabio, contento por el accionar de los toros, decidió formar un equipo de fútbol con los 22 astados. Si ya había Potros de Hierro y Chivas Locas, ¿cómo no iba a haber Toros?.

Decidió fundar al equipo de futbol Toros de la Plaza México. Pero como la capital ya estaba saturada y además los Pollos, Chemos, Gatos, Potros y Rayos no querían compartir su ciudad con un nuevo equipo, el monosabio se tuvo que llevar al equipo a los suburbios del Distrito Federal. El intendente se decantó por Ciudad Nezahualcóyotl, ya durante su juventud había sido chavo banda de Neza York. El equipo pasó a llamarse Toros Neza. Jugarían en el estadio Neza 86, que antes del mundial de México 86 era conocido como el estadio del presidente que defendería al peso como un perro.

[editar] Primeras temporadas

Estadio Viejo3.jpg

El estadio Neza 86 después de un partido de los Becerros Neza.

Su primer partido en primera división fue contra el América, el cual inició perdiendo 2 a 0 con un par de goles del árbitro. Pero como al portero americanista se le ocurrió llevar un uniforme de color rojo, los Toros se enfurecieron, desvistieron al arquero, luego lo embistieron y dejaron la portería libre para ganar 3 a 2.

Desafortunadamente el Neza 86 no era un estadio seguro. Los chavos bandas de Mi Nezota se encargaban de asaltar a equipo y afición rivales cada quince días. Además agarraban las paredes del Neza 86 de pizarrón, que ya estaban llenas de grafitis con consignas contra el gobierno y bandas de rock fresas. Y a parte los albañiles nezatlenses le estaban quitando pedazos de concreto al estadio para usarlo como material de construcción en la obra.

La Federación Mexicana de Fútbol, una bola de corruptos, le negó el permiso de jugar como locales. Tuvieron que jugar sólo los juegos de visitantes los pobres bueyes, mismos que estuvieron perdiendo. Sus partidos de locales no se jugaban porque los obligaron a regalarlos. Después negociaron con la Federación y pudieron jugar un tiempo en Pachuca para que la ciudad tuviera por fin equipo de Primera División, ya que los Tuzos del Pachuca en ese tiempo no salían de la Liga de Ascenso porque todavía no sabían que se podía comprar a árbitros y a directivos de la Federación.

Cuando por fin alguien se animó a remodelar su estadio, limpiarlo de grafiti y contratar seguridad, la Federación les concedió el permiso y pudieron jugar felices y no descender. Pero aún faltaba que alguien les enseñara a jugar fútbol a los bureles, ya que seguían jugando como unos auténticos bueyes.

[editar] Los Toros regresan a Mi Nezota

Torosnezas.jpg

Toros Neza calentando previo a un partido

Ya tenían estadio propio de nueva cuenta. Desafortunadamente el mantener un equipo en Primera División salía muy caro para los pocos pesos que podía ganar un intendente de la Plaza México.

Triste, el monosabio decidió vender el equipo de sus amores a un famoso vendedor de autos de Ciudad Neza. Este vendedor era conocido por vender carros económicos, como Tsurus y Vochos, a precios de Mercedes Benz en cómodos abonos que eran pagados por tres generaciones de una misma familia de timados nezatlenses.

El nuevo dueño del equipo decidió comprar nuevos jugadores para el equipo. Comenzó a buscar en las ganaderías mas prestigiosas a nivel mundial. Contrató al argentino Antonio el Turco Mohamed, quién terminaría siendo el máximo ídolo del Toros Neza. También reclutó a un entrenador que pudiese enseñarle a jugar con un poco mas de orden a toda la bola de bueyes del equipo. Lo encontró en la persona del chileno Carlos Reynoso, quien Toros Neza volvería a aplicar sus tácticas ultraviolentas aprendidas en la bronca America-Chivas de la semifinal de la 82-83.

También llegarían al equipo dos salvajes criminales. El primero sería el matón argentino Federico Lussenhoff, famoso por agarrarse a trancazos con los aficionados de su propio equipo cuando jugaba en España. El segundo sería el pandillero atlantista Miguel Herrera, famoso por quebrar piernas de jugadores internacionales cuando jugaba en la selección. También ficharían al entonces perfecto desconocido de Rodrigo The Little Pony Ruiz y al olvidado Capi Ramírez Perales. El resto de las nuevas contrataciones eran futbolistas que tenían que jugar con bastón.

Con tanto buey, se pudo formar un equipo lo suficientemente mediocre competitivo para jugar al parejo con los equipos de la Primera División de México. No lograrían clasificar a la liguilla de la temporada 95-96, a pesar de obtener más puntos que otros equipos mediocres como Pumas, Veracruz, Tigres y el León. Como estos eran clubes consentidos y al Toros Neza la Federación lo seguía discriminando por ser pandilleros de Mi Nezota, los equipos anteriormente mencionados pasaron a la liguilla. Incluso los Tigres, que ya estaban condenados al descenso, pasaron a la liguilla y podrían ser campeones del fútbol mexicano. Pudiéndose dar el caso en el cual el campeón de la Primera División descendiese también a la Segunda División. ¡Estas cosas solo pasan en el fútbol mexicano!

[editar] Sus mejores momentos

Llegó la era de los Torneos Cortos a la Primera División de México. Dos torneos cortos en un año en lugar de uno largo significaban dos liguillas, que eran iguales a millones y millones de pesos en venta de boletos, cervezas y derechos de televisión para los directivos del fútbol mexicano.

Torolengua.jpg

Festejando un gol

El primer torneo corto fue el del Invierno 96, que empezó en verano y terminó en otoño del mismo año. Fue un torneo digno de una novela de Kafka, ya que pasaron cosas tan absurdas como en los escritos del autor checo. El Santos fue campeón y Atlante fue superlíder, confirmando el hecho de que cualquiera puede ser campeón y superlíder en el fútbol mexicano, los Tuzos habían regresado a la primera división, y el América no clasificó a la liguilla ni con la ayuda de su papi Telerrisa

¿Y los Toros Neza? Ah sí, los Toros Neza contrataron a Enrique el Ojitos Meza como técnico. Gracias a las técnicas del Ojitos, el Toros Neza comenzó a jugar de una manera menos mediocre que el resto de los equipos de la Primera División. El profe Meza utilizó una nueva forma de juego en la cual todos los jugadores del Toros Neza tomaban Red Bull previo a un juego, y se lanzarían todos, menos el portero, hacia el arco rival buscando la mayor cantidad de goles posibles, mientras dejaban su portería a merced de contragolpes rivales.

Torero-ortow.jpg

Por su juego limpio, los Toros golearon al Atlante

Este estilo de juego le sirvió a Toros Neza para avanzar a la liguilla del Invierno 96 como el octavo lugar. Eliminarían al Atlante con un marcador de 9 a 2, a cornadas con su estilo kamikaze. Sin embargo este estilo de ataque masivo sin defensa no les funcionaría contra el Santos, que los eliminaría en las semifinales por marcador de 5 a 2, debido a que se les habían acabado el Red Bull.

Para el Verano 97, que se jugó en invierno y primavera, el Toros Neza demostró que su estilo kamikaze si era efectivo. Goleaban en un partido, y al siguiente los goleaban bien feo. Anotaron unos 500 goles, aunque recibieron otros 500. Dejando al portero del Toros Neza, el abuelo Pablo Larios Iwasaki, con mas hoyos que una coladera. Lograron calificar a la liguilla. Fue una fiesta total en Neza, toda la peligrosa banda de Neza York estaba feliz por el accionar de su equipo.

Pero antes de la liguilla, el Toros Neza fue conocido por armar una bronca monumental contra la selección de Jamaica. Los Reggae Boyz estaban preparándose para ser goleados por la selección mexicana en las eliminatorias de CONCACAF y tenían al Toros Neza como sparring. Los jugadores de Jamaica entraron al campo bien drogados, después de echarse decenas de porros de marihuana como buenos jamaiquinos que son. Al escuchar el silbatazo inicial, los jamaiquinos comenzaron a repartir pedradas y palazos a los jugadores del Toros Neza, con la complicidad del árbitro del encuentro. Los jugadores de Neza, furiosos, comenzaron a reclamarle al colegiado el accionar del equipo caribeño.

Partido Toros Neza.jpg

Toros Neza en su duelo amistoso contra Jamaica.

En una jugada, un defensa de Jamaica le da una patada voladora a Carlos Germán Arangio desde la tercera cuerda. Federico Lussenhoff iría a descalabrar al agresor con un bate de beísbol y de paso noquear a otro jaimaicano que se encontró por ahí. Y así inició la gresca. Los jamaicanos agarraron piedras, banderillas, capas rojas y palos para atacar mientras que los Toros Neza se defendieron con botellas rotas de Brandy Presidente. También usaron sus respectivas cornamentas y algunas embestidas, comportándose como unos auténticos bueyes salvajes, en respuesta de los golpes de los caribeños quienes terminaron bañados en agua de jamaica. Tuvieron que intervenir los chavos banda de Ciudad Neza a poner orden.

Gracias a la pelea, la comunión entre los futbolistas del Toros Neza y su afición fue mayor, ya que la gente de Nezahualcóyotl se dió cuenta que los jugadores de Toros Neza eran igual de vándalos que cualquier ciudadano respetable de Ciudad Neza; incluso los índices de criminalidad de todo del Oriente de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México disminuyeron mientras el Toros Neza seguía en la liguilla. Para identificarse mas con su afición, los jugadores se pintarían el pelo de la misma forma como lo usaban los pandilleros de Mi Nezota, con colores rojo vemeahuevo y amarillo chingamelojo.

La primer víctima de la liguilla fueron los Pumas de la UNAM. En dicho encuentro se dió un sangriento enfrentamiento entre los porros de la UNAM y los pandilleros de Nezahualcóyotl. En la semifinal eliminarían al Necaxa, dejando llorando a los 50 aficionados que tenían los Rayos en toda la república.

Les tocaría jugar la final contra las Chivas del Guadalajara. Por lo que se desató una apuesta masiva entre las taquerías mexicanas. Si las Chivas eran campeonas, los tacos de bistec y carne asada serían gratis durante tantos días como sea la diferencia de goles. Si ganaban el Toros Neza, se regalarían tacos de birria y barbacoa de chiva.

El Toros Neza jugó fiel a su estilo kamikaze, mandar al frente a todo el equipo, todos al ataque sin cuidar su portería. Mientras el Guadalajara jugó al estilo sobrio y aburrido de su entonces entrenador, Ricardo el Tuca Ferreti, al amontonar a todos los jugadores del Rebaño Sagrado en la portería y dejar a un delantero sólo en media cancha, quien se encargaba de meter los goles; este jugador fue el Gusano Nápoles. El Gusano tendría la actuación de su vida (ya que nunca más volvería a jugar igual el muy inútil) al meter 4 goles de en la final. El Rebaño Sagrado se alzaría con el campeonato con un sendo marcador de 7 goles contra 2. Los tacos de bistec y carne asada fueron gratis en todo el país durante 5 días, lo que significó una gran pérdida económica para los taqueros, ya que en ese entonces la carne de res era mas cara que la carne de chivo.

[editar] El toro castrado

Por las pérdidas mencionadas, las taquerías presentaron una demanda colectiva contra el equipo. Los taqueros sobornaron al siempre justo gobierno mexicano para poder ganar el juicio. Pero como en México la justicia es mas lenta que una tortuga, las taquerías serían notificadas de su triunfo sobre el Toros Neza un año después de haber hecho la demanda.

Al no tener conocimiento de la demanda, el Toros Neza pudo competir sin preocupaciones en los Torneos Invierno 97 y Verano 98, donde no jugarían tan bien porque no reponerse del hecho que un jugador mediocre como el Gusano Napóles les hubiese metido cuatro goles en una final

Un año después de la demanda, la justicia mexicana le informó al dueño del Toros Neza que tenía que cubrir las pérdidas de los taqueros mas un 10% de intereses moratorios para pagar la mordida del juez. Y como el negocio de venta de carros estaba mal por esos días, el dueño del equipo tuvo que deshacerse de su Director Técnico y que vender algunos jugadores, entre ellos a Antonio Mohamed, su mejor jugador. Dejarían a este equipo sin cojones. Los Toros se volverían Bueyes al ser catrados.

En los torneos siguientes, el Toros Neza intentó seguir usando su viejo estilo de ataque kamikaze. Pero atacaban tan mal que hasta un grupo de niños de primaria hubiera jugado mejor y cada semana eran goleados por equipos tan malos como el Zacatepec. El resto de los jugadores fueron dejando al equipo por vergüenza profesional, para no seguir siendo humillados. Incluso, estuvieron pensando en cambiar el nombre del equipo a Bueyes Neza.

[editar] Carne asada y bistec para todos

Una vez pagada la deuda, al equipo le quedaba una mierda de dinero. A pesar de no tener fondos, se les ocurrió traer a un jugador mundialista para que les regresara sus glorias, pero para lo único que les alcanzó fue para traer al brasileño Bebeto, quien en ese tiempo ya jugaba con bastón. Bebeto sólamente vino a cobrar su billete y dejar más pobre al equipo taurino, ya que el astro brasileño, que más parecía un asteroide (parecía una papa y sólo daba vueltas, vagando eternamente) que un astro, y sólo colaboró con 2 goles y fallar penales, claro, estaba en México, era de esperarse. El público dejó de asistir a los partidos y el equipo se quedó todavía más miserable.

Torosneza2.jpg

Toros Neza enmascarados

Para poder juntar más dinero, sus jugadores empezaron a disfrazarse y bailar en shows para fiestas infantiles. Aún así, sólo lograrían juntar un poco para pagar un par de sobornos a los árbitros y estar cerca de salvarse de descenso.

El equipo no dio para más y terminó por descender la Primera División A en el Verano del 2000. En la División de Ascenso tampoco lo único que pudieron lograr fue un solo un torneo decente donde tuvieron una una cercana ilusión de regresar a la Primera Divisón. Pero de nuevo su estilo kamikaze, ya muy fumado y repetitivo los dejaría más castrados que nunca.

El dueño del Toros Neza ya no podía mantener tantas temporadas mediocres del equipo en Primera A y tuvo que venderlo. Por lo que el equipo desapareció, y el resto de los jugadores fueron llevados a las distintas Plazas de Toros para las corridas. Como eran regresados por el exigente público taurino, tuvieron que enviarlos al rastro y después se traficó su carne por todo el país. Y así terminó la leyenda del Toros Neza.

[editar] El reencuentro

Torosbrinca.jpg

Mohamed festejando un gol en el partido de reencuentro

En el 2007, los protagonistas de la final del Verano 97 se volverían a verse las caras en un duelo de revancha para revivir viejos tiempos y rendirle homenaje a Turco Mohamed. En dicho partido Mohamed anotaría 2 de los 3 goles con los que ganó el equipo bovino. El tanto restante lo haría el Brony Ruiz.

Los estilos de juego no variaron mucho desde aquella final hace 11 años. Los Toros Neza se fueron todos a atacar. El Guadalajara volvería a amontonar jugadores en la defensa y dejar a un anciano Gusano Nápoles en el ataque. Pero como los años ya se les habían venido encima, algunos jugadores chivas ya necesitaban bastón o incluso silla de ruedas para jugar.

Más que partido de fútbol, el duelo parecía un torneo de boliche. Como las Chivas no se quitaban de la portería, los jugadores del Neza iban tirando a balonazos para tirar a los bultos rojiblancos hasta que quedaba el espacio libre para marcar goles.

[editar] La Resurrección

Después de todo lo anterior, el equipo nezatlense cayó de nuevo totalmente en el olvido, hasta que una persona que no tiene algo mejor qué hacer decidió leer este artículo y revivir los años de gloria del Toros Neza. Curiosamente, también había otra de esas personas que no tenían algo mejor qué hacer trabajaba para TV Azteca, y al recordar los viejos tiempos, decidió hacer un intercambio navideño con el Atlante y cambiar su equipo de fuerzas básicas de Yucatán por el de Ciudad Neza, para así revivir a este equipo para el 2010, sólo para que se los vuelva a cargar la tristeza otra vez, al menos eso se espera.

[editar] Sus festejos

Festejoneza.jpg

Los festejos de Toros Neza

Los jugadores de Toros Neza practicaban hasta el cansancio coreografías para celebrar sus goles como parte sus entrenamientos. Además de que estos festejos servían de burla hacia el equipo rival. Entre esos festejos destacaron la oruga, donde cada jugador le olía el trasero al de enfrente, como si fueran perros callejeros. También sobresalió el de brincan, brincan los becerros, dentro de un corral en donde se ponían algunos jugadores acostados en el campo mientras otros bueyes, incluído el anotador del gol, brincaban sobre ellos como si estuvieran saltando para salvar un montón de bultos en una carrera de obstáculos.

Ante estos festejos, los demás equipos se quejaron con la Federación Mexicana de Fútbol, pidiendo por favor que prohibieran ese tipo de burlas porque manchaban la imagen de los rivales. Al Toros Neza le valió esta prohibición y sus jugadores siguieron festejando actuando peor que vacas locas. Los festejos terminarían cuando el Toros Neza descendió a la Primera División A.

[editar] Jugadores Famosos

Mohamed.jpg

Antonio el Turco Mohamed, el mejor jugador de Toros Neza

En este equipo, a pesar de todo, han destacado algunos jugadores:

  • BanderaArgentina.png Antonio Mohamed: Era como el Maradona o el Capitán Tsubasa de este equipo. Todo dependía de lo que él hiciera o dejara de hacer. Tenía la condición física de un toro de lidia. Pesaba mas de 400 kilos, es gordo y te embiste con sus cuernos en salva sea la parte si se enoja. Era conocido como el Turco, y cuando andaba de malas como el Terco.
  • BanderaChile.png Rodrigo Ruiz: Mide medio metro y su única función era mandar centros para Mohamed y servirle de banquito para cabecearlos, ya que aquel no podía saltar. Es conocido por la descalabrada que le dieron en el amistoso contra Jamaica. Después de la desaparición del Toros Neza, el Pony Ruíz se fue a repartir centros para Jared Borgetti en el Santos.
  • BanderaArgentina.png Carlos Germán Arangio: Era una sombra perdida entre la multitud, pero cuando se fue Mohamed, todas las broncas le cayeron del equipo le cayeron a él. Pero como era más torpe, no pudo salvar al equipo del descenso. Entre él y Federico Lussenhoff iniciarían la batalla campal en contra de los jamaiquinos.
  • BanderaArgentina.png Federico Lussenhoff: Criminal argentino que fue conocido por repartir leña y romper piernas rivales durante su etapa en el fútbol mexicano. Fue quien inició la bronca contra Jamaica, al defender a su compatriota Arangio de los golpes de los caribeños.
  • BanderaMéxico.png Miguel Herrera: Fiero defensa ex-atlantista. Durante su etapa en Toros Neza utilizó sus privilegiadas piernas para repartir patadas a diestra y siniestra, convirtiéndose en el defensa mas temido del fútbol mexicano. Después de salirse de Neza, iniciaría su carrera como entrenador preparándose en la Escuela Lavolpista.
  • BanderaBrasil.png Bebeto: El astro brasileño brilló por su ausencia en el ataque y por desfalcar la billetera del equipo.
  • BanderaMéxico.png Pablo Larios Iwasaki: El antiguo ídolo del Zacatepec. Este jugador llegó como un veterano portero al Toros Neza. Era tan viejo que utilizaba su bastón para detener los balones que iban a gol, aunque no siempre le funcionaba.
  • BanderaMéxico.png El papá de Pajarito: Padre del toro de lidia que casi se chinga a Joserra, jugó como defensa central del Toros Neza. Dicen los aficionados del Neza que era mas salvaje que Lussenhof, Carlos Germán Arangio y Miguel Herrera juntos. Pero fue suspendido por la Federación Mexicana de Fútbol por prender a los delanteros rivales con sendas cogidas que los dejaban malheridos.

[editar] Títulos Ganados

Artículo principal: Campeones de la Primera División de México
  • 0 Copas de Liga de Primera División de México, nunca pudieron ganarla.
  • 1 Copa Parma llena de leche de vaca Parmalat, que increíblemente le ganó el Toros Neza al Parma de Hernán Crespo.
  • 1 Copa de la Segunda División de México llena de leche bronca.

[editar] Curiosidades

Tororojo.jpg

Red Bull les daba alas

  • Antes de cada partido, los jugadores se tomaban un Red Bull para tener alas y jugar mejor.
  • Cuando perdían, sus esposas les ponían los cuernos.
  • Sus entrenadores los amenazaban con cenar tacos de bistec esa noche si perdían.
  • Cada vez que los entrevistaban decían muuuuuuuchas cosas.
  • Antes de cada juego preparaban con estiércol el terreno, sobre todo en la portería rival. Esa técnica les fue sugerida por Don Nacho Trelles.
  • No necesitaban pagar mantenimiento, ellos mismos se encargaban de podar el césped y mantenerlo en buenas condiciones.
  • El dueño les pagaba con zacate y no con dólares, de todos modos ambos son de color verde.
  • El dueño les prometió pagarles con centenarios si llegaban a la liguilla, pero al final les dió puro cuerno.

[editar] Ver también...



Vicente Fox.jpg Artículo Mexicano Destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada Mexicana por el pueblo.
A los que votaron por esta chingonería les daremos un chesco y una torta a la salida.

Herramientas personales