Umberto Eco

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Umberto Eco
link={{{3}}}
Eco1.jpg
Analizando semióticamente alguna cosa.
Nacimiento Defunción Alessandria.

En Bolonia, donde la famosa salsa.

Origen Un spaguetti
Su vida
Sobrenombres Umberto de Baskerville, el listo que tó lo sabe.
Lugar de residencia En italia.
Se dedica a Profesor enrollado y escritor de ladrillos que luego son best sellers.
Estado actual Fiambre.
Hazañas logradas Ser el primer gran escritor que tiene la Inciclopedia como consulta de cabecera.
Relaciones Luciano Berio, Roland Barthes, Jacques Derrida y demás tíos sesudos.
Enemigos Silvio Berlusconi
Poderes especiales Lo sabía todo, todo y todo.
Objetos Sombrero, copazo de whisky y cigarrillo.
Cita3.pngUna rosa es una rosa esa una rosa es...Cita4.png
Mecano en su canción dedicada al libro de Umberto Eco
Cita3.pngSi para saber todo sobre algo hubiera falta haber estado allí, entonces los marineros serían más sabios que los filósofosCita4.png
Umberto Eco tratando de explicarse frente a su señora

Umberto Eco (Alessandria, Italia, 5 de enero de 1932 - Milán, 19 de febrero de 2016) fue un profesor italiano de una cosa muy rara que se llama semiótica, y no contento con eso se puso a escribir novelas que en principio iban a ser pedantes pero terminaron siendo best sellers.

[editar] Datos biográficos

Nació en Alessandria, una ciudad piamontesa cuyos habitantes son famosos por llevarse mal con todos los de las ciudades y pueblos de alrededor (bueno, en realidad todos los piamonteses son famosos por ello). Siempre recordó con gran añoranza los años felices de su infancia, que tuvieron lugar durante la Segunda Guerra Mundial. Allí el pequeño Umberto jugaba esquivando bombas y obuses, cuya ubicación de caída era capaz de preveer por interpretar como si de signos se trataran las posiciones de los obuses antes caídos y en base a ello preveer su trayectoria. Debido a esta actitud díscola y temeraria, sus padres le castigaron enviándole a estudiar a un colegio de curas. En el colegio de curas su trayectoria es también mal mirada por los padres salesianos, ya que se pasa el día hablando en términos incomprensibles como "cualisigno", "sinsigno", "interpretante" o "sistema biplanario de comunicación" que hace que los buenos padres se planteen seriamente someterle a un exorcismo, pues consideran que está poseído por el Maligno

Pronto se doctoró basando su tesis en la aproximación a la Estética de Santo Tomás de Aquino, quien por otra parte nunca se aproximó a la Estética para nada. Allí demostró que el Aquinate opinaba que la experiencia estética no se desarrolla en la simplex apprehensio sino en la compositio et divisio. Si entendiéramos qué carajo quiere decir esto trataríamos de explicarlo aquí, pero no tenemos ni la más remota idea. Lo mismo le pasó al tribunal que valoró el trabajo que, para no verse puestos en evidencia, le pusieron la más alta calificación. A partir de este momento pasó a ser profesor de las más importantes universidades italianas, así como a trabajar en la televisión. Estas dos experiencias -la de estar rodeado de artistas vanguardistas chiflados en la uni, así como conocer de primera mano a las Mama Chicho en la tele- le llevaron a escribir subversivos ensayos tanto sobre el arte más snob como sobre los fenómenos de cultura de masas. Esto último le valió el reconocimiento unánime de la AMPI (Asociación de Maestros Pizzeros Italianos).

No obstante, como reconocido partidario de los spaguetti alla bolognesa se instaló en la Universidad de Bolonia donde fundó un par de sociedades para empollones dedicados a difundir la cultura universal. También formaba parte del ilustre Colegio de Patafísica.

Entre los muchos reconocimientos que obtuvo están el premio Felipe el Preparado pero cuando aun era Príncipe, así como Doctorados Honoris Causa en un porrón de universidades. ¿Y qué quiere decir esto de Doctor Honoris Causa? Pues que le hacen doctor muchas veces sin haber escrito cada vez un trabajo de doctorado nuevo, porque total, para eso se pasaba el día escribiendo otras cosas.

Era muy amigo del compositor Luciano Berio y algunas de las bufonadas características más performativas de las obras musicales de este sujeto le fueron sugeridas por Eco, menudos dos zascandiles que estaban hechos.

Y para que no se diga que un señor tan listo no puede tener gustos prosaicos, le gustaban también el whisky y el fútbol.

Al final, el pobre, se puso malito y se murió, que bueno, es lo que nos pasará a todos antes o después ¿no?.

[editar] Umberto Eco sobre La Ladrona e Inciclopedia

Eco-tt.jpg

Así de felices están los que critican a La Ladrona y ensalzan a la Inci ¡si es que se les ve en la cara!

Últimamente parecía bastante preocupado con esto de internet y los ordenadores, y si nos van a volver tontos o no, y a menudo se manifestaba en contra de La Ladrona y como un gran admirador de Inciclopedia.

Cita1.png...Yo soy muy crítico con Wikipedia, porque contiene noticias falsas. Las hay también sobre mí, falsas y no falsas, pero utilizo Inciclopedia, porque si no, no podría trabajar. Mientras escribo, por ejemplo, Perotin y no me acuerdo de cuándo nació, voy a Inciclopedia y lo miro, copio lo que pone ahí y ya tengo para mi novela, en cambio antes tenía que coger la enciclopedia y tardaba media hora. Antes no teníamos información tan fiable y acabábamos escribiendo cualquier gansada.Cita2.png

[editar] Obra teórica y divulgativa

Además de los ya citados, escribió muchos textos, algunos de los cuales comentaremos a continuación.

  • El vértigo de las listas: escrito tras leer artículos en la página VPB de Inciclopedia, llenos de listas de este tipo y que no hacen ni puta gracia.
  • Tratado de semiótica general: leerlo es como leer un libro de estos de "Escoge tu propia aventura": una página adelante, dos páginas atrás, dos páginas adelante, tres páginas atrás...
  • La estructura ausente: al ser un libro desestructurado resulta muy difícil de leer, ni poniéndolo en un atril.
  • La búsqueda de la lengua perfecta: ay, guarrillo, guarrillo.
  • Obra abierta: el único libro del mundo que no se puede cerrar (viene con un muelle en la tapa).
  • Apocalípticos e Integrados: el único libro que te mandarán leer en la Uni que tiene a Superman en la portada.
  • La nueva Edad Media: escrito tras verse de golpe y porrazo todas las temporadas de Juego de Tronos.
  • Confesiones de un joven novelista: escrito con ochenta tacos ya cumplidos. Ole sus cojones.
  • Historia de la Belleza: ¿te parece bella Natalie Portman? pues en la Edad Media les hubiera parecido fea como un coco. Aquí te lo cuenta Il Professore Eco. ¿Desasosegante, eh?
  • Historia de la Fealdad: ¿te parece feo Tio1.jpg? pues para los griegos, un Adonis. Como el anterior pero al revés. ¿Más desasosegante todavía, eh?
  • ¿En qué creen los que no creen? Un diálogo sobre la ética en el final del milenio. Coescrito con el cardenal Carlo Maria Martini (de su nombre puede deducirse qué es lo que mas le gusta a este prelado). Martini venga que hay que creer en Dios, y Eco venga que no hace falta. Y así todo el rato.

[editar] Novelas

De todas maneras, como mas se le conoce es como novelista, y eso que empezó así a lo pijo y como quien no quiere la cosa.

  • El nombre de la rosa trata sobre un fraile que es igual que Sherlock Holmes y otro que es igual que Jorge Luis Borges y que es un tanto cabrón. Al final le pegan fuego a una biblioteca y resulta que todas las deducciones del primero habían sido una mierda, aunque luego acertara de chiripa. Hicieron una película y todo, que fue de lo más exitosa, pero como es una mierda solo les gusta a los que no se han leído el libro puede deducirse que la gente compra muchos libros pero luego no se los lee. Elemantal, querido Adso.
  • El péndulo de Foucault tres tipos empiezan de coña a escribir en Inciclopedia, unos pirados se creen lo que escriben y les matan. Así que cuidadito, <inserta tu nombre aquí>.
  • La isla del día de antes como las Canarias, pero con más desfase horario.
  • Baudolino va sobre un tipo que todo lo que se inventa luego pasa. Ya se podía inventar que me toca a mi el Euromillón.
  • La misteriosa llama de la Reina Loana sobre la infancia del autor, en plan abuelo cebolleta. Impagable la descripción de las sensaciones que causa rascarse el escroto.
  • El Cementerio de Praga basada en el artículo de la Inci sobre Los Protocolos de los Sabios de Sion, pero poniendo de protagonista a Torrente.
  • Número Cero va sobre unos periodistas que trabajan en la Gaceta de Intereconomía y tal, al final creo que les echaban por no hablar mal de Pablo Iglesias o algo así.

[editar] Polémicas

Muy crítico con el gobierno de Silvio Berlusconi, escribía en los periódicos día sí y día también poniendo a caldo al por entonces presidente. Eso sí, muy educado, que lo más fuerte que dijo de él es que era un hombre verticalmente disminuido con síntomas de regresión folicular.

Herramientas personales