Waifu

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Nihonnoban.png Konnichiwa!! Este artículo habla sobre la isla de China donde todos juegan Dragon Quest y se masturban entretienen viendo anime.

Si no es de tu agrado, tienes el derecho de hacerte un harakiri.

PersonaRayada.png Este artículo es una burla descarada de Ud.
Si tiene el ego demasiado grande como para reírse de sí mismo,
no lea este artículo y váyase a freír espárragos.
Lennon waifu.jpg

Tú dirás que sólo sueño
Pero no soy el único.
Tal vez un día te nos unas,
y el mundo será uno.

¿Cansado de adorar mujeres que no lo merecen? ¿te ha friendzoneado hasta tu hermana? ¿te decepcionaste al enterarte que tu madre no es virgen? ¿ves tanta televisión que hasta La Chilindrina te parece sexy? ¿la mujer barbuda te rechazó por feo? ¿envidias la vida social de tu hamster Hermenegildo?

Pare de sufrir, porque directamente desde Animelandia llegaron las waifus. Para tener una vida tan plena como imaginaria, llena tu vida de ilusión. Por una waifu en tu vida y encontrarás felicidad.

[editar] Candy Candy

Loca y su husbando.JPG


Candaulismo trio.JPGMás triste que idolatrar a una mujer, es idolatrar a una idólatra.

ShotaconRoshca.jpg

Cita3.png Él es mi husbando, y yo soy su esclava. Cita4.png
Santa Rosa de Lima sobre el shotacom niño Jesús.

Se conoce como Waifu al sustantivo otakense multilingual basado en la pronunciación japonesa y defectuosa del inglés "Wife" (guaif). Pero es además parte de una subcultura dentro de otra, en la que los otakus enfocan sus afectos en un ícono 2D de anime, manga o videojuego.

Las chicas 3D o mujeres reales idolatradas son menos comunes, ya que se las considera un poco falsas.

En caso del que el objeto[1] de los afectos fuera un personaje masculino, se le llamará Husbando (del inglés "husband"). Y la relación con el tal funciona igual que con una waifu: tener una colección de figurillas del personaje ficticio en cuestión para acompañar y tener citas amorosas durante la jornada. Eso si, está prohibido pajearse.

Cita3.png♫ Un hombre secreto, un soplo de ilusión, un grito de mi corazón, un amante inexistente, un escape de mi mente... ♫Cita4.png
Myriam Hernández sobre su husbando.

[editar] Magical girls

Cuenta la leyenda que, en la antigüedad, las primeras "waifus" eran Kaguya hime y Tokoyo ronin. Heroínas de cuento cuya fama y presencia en la cultura popular equivaldrían a Blanca Nieves y Cenicienta de occidente.

Ocurrió en la era Edo, que muchas madres sorprendían a sus vástagos besando las pinturas de las chicas de cuento luego de robarles dinero de la bolsa, que los cuadritos no eran baratos porque aun no había imprenta. Esto les merecía que aquellas madres los arrastraran de la oreja hasta el templo shinto más cercano para que prometan no robar y que los padres les decomisaran las pinturas para luego esconderlas bajo su futón.

Si sucedía que la ilustración era destruida, era común que el "viudo" se haga de los restos para depositarlos en una improvisada tumba en el huerto y llorar por la falta de dinero para comprar otra.

[editar] Azumanga Daioh

En la era del internet, el término se originó cuando, en la animación de Azumanga, a un espeluznante profesor pedófilo se le cae una foto de una bella mujer. Las alumnas se preguntan de quién será ella, a lo que el trastornado responde, en correcto engrishu, "Mai Waifu".

Los espectadores asumieron que era una fantasía de aquel luser que usaba la foto para hacerse la idea que tiene una vida normal. La idea hizo impronta en el fandom otaku y así se interpretó desde entonces.

[editar] Perfect Blue

Waifu husbando 4fa.jpg

Nicolas Cage interpretando a una waifu lésbica transexual y transdimensional. Un hito en su carrera.

Waifu Gravity Falls.jpg

Algunas chicas virtuales pueden negarse a ser tu waifu, si eres tan feo como <inserta tu nombre aquí>.

Esos sentimientos complejos se originan como derivados del deseo de tener a alguien con quien compartir su vida y casarse, sumados a la improbabiblidad de relacionarse de manera saludable con mujeres reales, a causa de tener una fisonomía peculiar, o tener poca sabiduría.

Más allá de la atracción ilusa física, estos sentimientos se vuelven tan complejos que dejan de ser sentimientos para ser complejos a secas.

Las patologías derivadas de aquel disparador inicial se consideran autodestructivas en el mediano plazo. Puesto que, de modo similar a los hikikomoris, el sujeto se aísla de la realidad, aunque no física, emocionalmente. Corriendo tras el objeto de sus bidimensionales afectos.

[editar] Serial Experiments Lain

El individuo cree realizar una conexión emocional unilateral al conocer los sueños del personaje en marras, ver la serie lo asume como compartir tiempo juntos, los flashbacks los asume como comprensión empática. Y algún intento de romper la cuarta pared, quizás a través de una toma subjetiva, es tomado como un intento de comunicación muy personal y cercano. Algunos incluso creen que conocen a su waifu de toda la vida, porque vieron los capítulos llenos de flashback salvajes.

La imposibilidad de contacto añade el ingrediente dramático telenovelesco de amor imposible.

[editar] Live action

Humareda Marilyn.jpg

Víctor Humareda presentando a su waifu, Marilyn, en sociedad. Note su cara de pendejo felicidad.

Para los sociólogos y otros ociosos, las waifus han sido parte de la sociedad desde los tiempos de Platón, siendo que muchas reinas eran las waifus de muchos arribistas que soñaban con tocar la realidad realeza. Y aumentaron en número a medida que la sociedad se industrializaba y los medios de información se volvían masivos.

Los deudos y acreedores recuerdan que Marilyn Monroe era la waifu del loco pintor peruano Víctor Humareda, quien gastaba su tiempo, dinero y energía haciéndole homenajes en vez de cumplir con los trabajos que le encargaban.

En la era de la informática se ha extendido a los amigos virtuales friendzoneados, quienes teorizan universos para tontos paralelos donde aquella amiga buenorra les dice que si.

Eso sucede con más regularidad de la que uno esperaría, con amigas de rol, amigas de Facebook, y amigas de whatsapp. Y dicen las leyendas que eso sucedía aun desde los tiempos del Messenger.

[editar] No waifu, no laifu

Si quieres unirte a la fauna de frikis con riesgo de impotencia. No hace falta que te vuelvas sacerdote. Hazte de una waifu en tu tienda friki más cercana y llena tu vida de ilusión.

[editar] Ventajas

Incitables1.png
Incitables alberga una colección de frases célebres de o sobre Waifu
  • No habla.- a menos que le des play. También puedes editar sus líneas y te ahorras los diálogos poco sexys acerca de sus traumas y parloteos sobre su familia. Nunca te mentirá, ni te pedirá el divorcio, y lo más importante, nunca te dirá "Tenemos que hablar".
  • Siempre sonríe.- su rostro de personaje de caricatura pintado a mano siempre estará pétreo y pasmado para decirte con un gesto que la haces feliz.
  • Portable.- puedes llevarla a todas partes incluso en el teléfono, sin peso añadido, a diferencia de las mujeres reales que secuestrarlas implica tener que cargar con con la pesada carga de su humanidad.
  • No te pide.- a diferencia de las mujeres, que siempre quieren aumentar tu sueldo al suyo pidiendo que les compres cosas, una waifu siempre será feliz con la miserable medida de tu generosidad.
  • No come.- no bebe, no fuma, no caga, no mea, no suda, no regla, no tira pedos, no tiene temperatura corporal.
  • Es open mind.- ya que puedes hacer un trío con Manola otra waifu más tetona y no se quejará, ni se pondrá celosa.
  • Puedes abandonarla.- si abandonaste a tus Sims y a tus neopets, esto no sería muy diferente. Nadie te juzgará, ni te pedirá pensión. Incluso luego puedes emborracharte con sake imaginario para olvidar a esa perra.

[editar] Desventajas

  • Tendrás "Amigosu".- tu circulo amical se limitará a otros lusers erotomaníacos en los foros de internet, y a los amigos imaginarios del Facebook.
  • Fracasarás en la vida.- las posibilidades de progresar en la sociedad o desarrollarte como ser humano se reducirán exponencialmente en apenas meses.
  • Morirás solo.- tu waifu puede acompañarte hasta el último de tus días, pero nunca llamará a emergencias si necesitas atención, ni te dará primeros auxilios, ni llamará a tus amigos si te acorralan en tu búnker y necesitas ayuda para escapar de los aliados; y no tendrás más remedio que suicidarte. Es un secreto, pero... no le importas.
Hitler y Eva.jpg

Adolfo tenía una waifu. La llamaba Eva Braun.

[editar] ¡Aguanten las waifus, no me importa nada!

Si ya decidiste hacerte de una waifu, Inciclopedia te da los mejores consejos para tener una vida matrimonial de ensueño.

  • Sácala.- llévala al cine. O comparte con ella las pelis que te bajas. Sabes que a ella no le incomoda ver hentai contigo.
  • Cómprale.- un ramo de flores. Aunque si no tienes dinero, y te da flojera salir a robarlas del parque, dibujar las flores también es una buena opción. Ya que ella es un dibujo, es algo que apreciará.
  • Báñate.- junto con ella. O sin ella, si te parece. Como sea, igual, báñate.
  • Llévale la comida a la cama.- porque ni modo que ella te la lleve a ti. No puede.
  • Se delicado.- recuerda que no es una mujer, es tu waifu; no anda jodiendo, ni anda de puta. Se un princeso, ella se lo merece.

[editar] Notas

  1. en el amplio sentido de la palabra

[editar] Amores relacionados

[editar] Waifus externas

MaoKobayashi.jpg この資料では、ゴミです!

Este artículo ha sido votado
por los otakus para quedar en la Ansaikuropedia.
Por lo tanto, ¡es de lo mejor!

Herramientas personales
Otros idiomas