Winston Churchill

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Winston Churchill
Banderareinounido
Churchill baño
Nacimiento Defunción Reino Unido
Origen La Casa Real Churchill y Marlboro
Su vida
Sobrenombres Winnie, Carnicero de Gallípoli
Lugar de residencia Cualquier lugar donde se permitiera fumar
Se dedica a Apuñalar a sus aliados, adular a sus enemigos
Estado actual Consumido
Hazañas logradas Animar al pueblo británico con caramelos durante la Segunda Guerra Mundial y colaborar con Iron Maiden en la canción "Aces High"
Relaciones Hitler, Stalin, Roosevelt, Iron Maiden
Enemigos Hitler, Stalin, Gandhi, los Daleks
Poderes especiales Fumar puros y poner cara de estreñido
Objetos Puros y un Premio Nobel
Cita3Señor, usted es un borracho.Cita4
Una señora intentando hacerlo caer con palabras al primer ministro.
Cita3Pero mañana estaré sobrio. En cambio, a usted no se le quitará nunca lo fea.Cita4
Winston Churchill respondiendo el comentario anterior.
Cita3Los que se han encontrado con Herr Hitler cara a cara en asuntos públicos o en términos sociales han podido apreciar que se trata de un político altamente competente, ponderado, bien informado, de modales agradables y una desarmante sonrisa.Cita4
Winston Churchill sobre Adolf Hitler, un día en que estaba más drogado de la cuenta.
Cita3El mejor argumento en contra de la democracia es una conversación de cinco minutos con el votante medio.Cita4
Winston Churchill haciendo lo que ningún político ha hecho nunca: ser sincero.
Cita3Señor primer ministro, los nazis han arrasado Londres casi por completo y hay miles de muertos, desaparecidos y desplazados, pero no se preocupe: la fábrica de puros está intacta.Cita4
Asesor de Churchill dándole buenas noticias a su jefe.

Sir Winston Leonard "Winnie the Pooh" Spencer Churchill fue, a pesar de ser un gordito bajito, uno de los más grandes políticos y estadistas británicos de todos los tiempos (todos los libros de historia lo llaman "estadista", y nosotros no podemos ser menos), creador de la revista Cigar Aficionado, lo que le valió el Premio Nobel de la Paz Literatura. Notable orador (asistía a la iglesia con frecuencia), Churchill fue también oficial del ejército británico, historiador, escritor de fan-fictions de pésima calidad, artista y mimo. Aún así, no hizo nada destacable ni antes ni después de la Segunda Guerra Mundial.

[editar] Biografía

[editar] Infancia

Winston-box

El origen de su nombre.

Winston fue el vástago de un largo linaje de condes, duques y demás personajes remilgados de pelucas empolvadas. Su padre fue Lord Randolph Henry Spencer Churchill, hijo del séptimo duque de Marlboro, y su madre fue Jenny Jerome, una gringa oportunista que se enamoró perdidamente del acento británico de Churchill padre. Winston Churchill mostró desde pequeño un carácter rebelde e independiente; se sabe que, por ejemplo, tomaba el five o' clock tea a las 5:01 y sin galletitas, por lo que recibía bastonazos con bastante frecuencia.

Estudió en los mejores internados de Gran Bretaña, aunque era un pésimo alumno. En el examen de admisión del Headmaster's House de Harrow School, se limitó a escribir "PUTO EL KE LO LEE", ya que no tenía idea de qué escribir. A pesar de ello, logró ser admitido en el internado (el hecho de que su padre era el presidente de la Cámara de los Comunes no tuvo nada que ver, claro). En 1895 fue expulsado del internado con todos los honores y un diploma.

[editar] Carrera militar y periodística

Churchill V Sign

Churchill en su etapa hippie.

Ingresó, pues, en el ejército y fue enviado a la India. Allí se dió un golpe en el dedo meñique del pie contra una mesa y se le otorgó una licencia y pensión vitalicias, pero no fue dado de baja. Además fue ascendido a teniente coronel. Mientras se recuperaba de su dolorosa lesión, Churchill se hizo aficionado al polo gracias a un compañero ("El secreto del polo es: no importa lo que pase, nunca, jamás, le quites los ojos de encima a la pelota. ¿Ves? ¡Cualquier idiota lo puede jugar!"). También dedicó mucho tiempo a la lectura, le encantaban las grandes novelas de ciencia ficción, la prensa rosa y el Playboy.

Con el tiempo se aburrió de ver tantos "faquires desnudos y malolientes" y se ofreció como voluntario para ser enviado al Caribe, a Cuba más precisamente, en una importante misión secreta de Su Majestad: averiguar si el agua de los inodoros cubanos corría hacia la izquierda o hacia la derecha. En esa isla fue donde conoció y se hizo definitivamente adicto a los puros. Expulsado de Cuba por orden del presidente Infiel Castor (no confundir con Fidel Castro), ya que amenazaba con acabar con todas las reservas de tabaco cubano, abandonó el ejército y empezó a trabajar de periodista para el Daily Planet de la Metrópoli del Imperio (o sea, Londres). El periódico lo envió como corresponsal a Sudáfrica, donde él y su equipo fueron emboscados y capturados por los bóers, quienes confundieron a Churchill con un negro debido al exquisito bronceado que consiguió durante su estadía en Cuba. Internado en un campo de concentración, logró cavar un túnel en la pared de su celda, oculto tras un afiche de Rita Hayworth, y escapó, dejando a sus compañeros abandonados a su suerte.

Dado que era un vil traidor manipulador negociador nato, tenía antecedentes familiares, vocación de servicio y poco seso, decidió volver a Inglaterra y dedicarse a la política.

[editar] Carrera política

Churchill mafioso

En los años 20, haciendo política a lo Al Capone.

[editar] Primera Guerra Mundial

Para ponerlo a prueba, Churchill fue nombrado Lord del Almirantazgo, pese a que se mareaba muy fácilmente en los barcos. Como tal, durante la Primera Guerra Mundial fue el principal responsable del desastre de los Dardanelos, en Gallípoli: repartió dardos entre abuelos residentes en un asilo turco, la mayoría de ellos con Parkinson, y al iniciar un torneo de este juego la masacre fue horrible, presentando la mayoría de los susodichos ancianos perforaciones múltiples en cabeza y ojos. A casi todos se les quedó la cara como un bizcocho, y Chuchill fue apodado "El Carnicero Pastelero de Gallípoli". Sus rivales políticos también le acusaron del hundimiento del Titanic y forzaron su destitución.

En 1917 fue "renunciado" del Almirantazgo y partió al frente occidental para cavar trincheras y letrinas para las tropas. Entonces, el nuevo primer ministro, Lady Boy George, le dijo que eso no era necesario y le nombró ministro de Municiones (su única función era contar las balas antes de ser enviadas a la guerra). Pese a que los alemanes le estaban pateando el culo a los Aliados, Churchill insistía en que la verdadera amenaza eran los bolcheviques rusos y que la Revolución rusa no era más que un plan de Lenin para dominar el mundo con ayuda de los marcianos. Nadie le hizo caso.

Churchill abandonó entonces el Partido Conservador y se unió al Partido Liberal, como venganza.

[editar] Período de entreguerras y aburrimiento

Churchill vivió en comunidades, se dejó crecer la barba, participó en orgías, quemó iglesias, experimentó con drogas, asistió a bodas homosexuales, en fin, hizo todas esas cosas que hacen los liberales, pero siempre se consideró antisocial-ista y 100% constitucionalista, pese a que el Reino Unido no tiene Constitución política. En 1920 y algo se aburrió de su decadente estilo de vida y se reconcilió con el Partido Conservador.

Ese mismo año fue nombrado ministro de Hacienda. Durante su gestión aumentó el desempleo, pero por otro lado logró reducir la inflación (convirtiéndola en deflación). Siguiendo el consejo del prestigioso economista Lord Bean, implementó un paquete de medidas de emergencia que desencadenaron la Gran Depresión de 1929.

En esta época empezó su coqueteo con el fascismo. Durante una visita a Italia, causó polémica al comentar que Benito Mussolini le había brindado un servicio de primera, pues le había enseñado a preparar cannoli según la receta de su abuelita siciliana. Pero no fue sino hasta que conoció a un cabo austríaco de "desarmante sonrisa" pero de halitosis crónica, llamado Adolf Hitler, cuando Churchill experimentó el amor a primera vista.

Churchill quedó tan prendado de Hitler que fundó el "Club de Fans de Adolf Hitler" (actual "Club de Fans de Margaret Thatcher"). En 1938 escribió una carta de amor al Führer que fue publicada por el Times, firmada simplemente como "W. C.", pero todos supieron que se trataba de Churchill ya que la carta fue escrita en un papel que tenía el sello del Gobierno británico. Sin embargo, su corazón quedó hecho añicos cuando se enteró que Hitler y Stalin habían consumado su relación con la firma del Pacto Molotov-Ribbentrop. A partir de entonces, Churchill empezó a padecer un anticomunismo patológico, pero también un profundo odio hacia su antiguo crush Adolfito, destruyó sus posters y recortes de prensa de Hitler, quemó todos sus objetos nazis comprados en Munich y le enseñó a su loro Charlie a decir "fuck Hitler, fuck the Nazis!".

[editar] Segunda Guerra Mundial

Stalin rabbit costume

Stalin hizo lo imposible para ganarse la simpatía y atención de Churchill, sin éxito.

La ocasión para vengarse de Hitler llegó en 1939, cuando el Tercer Reich inició su plan de conquista mundial. Churchill se alió con Francia, la cual se rindió al día siguiente y fue inmediatamente ocupada por Alemania. Churchill demostró entonces su liderazgo transmitiendo arengas por radio al pueblo británico desde la seguridad de su búnker, mientras las bombas y los cohetes V1 y V2 alemanes llovían sobre Inglaterra. Una de estas bombas mató al primer ministro y Churchill, por su capacidad para blanquear dinero unir a los ingleses en tiempos de crisis, fue elegido para reemplazarlo.

Tras el ataque a Pearl Harbor y la traición de Hitler contra la Unión Soviética, Churchill ya no se sintió tan solo en su guerra contra Alemania y, junto a Roosevelt y Stalin (muy a su pesar), formó una pandilla que al principio se llamaría "Three Amigos", pero como ese nombre ya estaba patentado, fueron conocidos simplemente como "Los Aliados". Entre los tres planificaron el Día D, lo que supuso el principio del fin del nazismo.

En 1945 Hitler murió asesinado por Eli Roth en un cine francés y un avión aliado dividió por cero sobre Hiroshima y Nagasaki, poniendo fin a la guerra. Los Aliados acordaron repartirse las mujeres alemanas entre los cuatro (Francia se coló a última hora), pero Stalin no quedó conforme ya que le tocaron las más gordas, viejas y feas, cosa que ni todo el vodka de Rusia podría remediar. Así, la unión entre los Aliados quedó disuelta y Churchill propuso resucitar a Hitler, lavarle el cerebro y rearmar al ejército alemán para invadir a los rusos. Nuevamente, nadie le hizo caso.

[editar] Etapa de posguerra

Después de la guerra, Churchill se retiró de la vida política, a pesar de que seguía siendo primer ministro, por lo cual fue destituido y reemplazado por el entrañable Clement Attlee, del Partido Laborista. Así, Churchill pasó a ser el líder de la Muy Leal Oposición de Su Majestad (los ingleses tienen un nombre ridículo para todo).

[editar] Churchill como historiador y escritor

Wikilogo botante Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
Winston Churchill

Churchill siempre quiso demostrar que era más que una cara bonita. Escribió numerosos libros de historia, especializándose en la vida y obra del ex primer ministro británico Winston Churchill, de la que él era todo un experto.

En 1953 se le acabó el dinero para comprar puros, así que fue al banco para hacer un retiro. El cheque que escribió en esa ocasión fue considerado de excepcional calidad literaria por la Academia Sueca, y ese mismo año se le concedió el Premio Nobel.

El 23 de enero de 1965 Churchill decidió dejar de fumar, luego de que un amigo le contara que el tabaco produce cáncer y, sobre todo, impotencia. Falleció al día siguiente.

[editar] Artículos relacionados


Incicito ESTE ARTÍCULO ESTÁ NOMINADO PARA QUEDAR ENTRE LOS DESTACADOS.

¿No es genial? ¡Una sonrisa y prepárate, porque si gana,
podrás verlo en la Portada! (algún día)...


Herramientas personales